PDF camino de servidumbre resumen,hayek -Friedrich Hayek - aehe - Camino de Servidumbre-Hayek
Wait Loading...


PDF :1 PDF :2 PDF :3 PDF :4 PDF :5 PDF :6 PDF :7 PDF :8 PDF :9


Like and share and download

Camino de Servidumbre-Hayek

Friedrich Hayek - aehe

PDF Camino de servidumbre Textos y documentos, Friedrich A Hayek elcato sites camino de servidumbre libro electronico pdf PDF Camino de Servidumbre ElCato elcato sites default camino

Related PDF

Camino de servidumbre: Textos y documentos, Friedrich A Hayek

[PDF] Camino de servidumbre Textos y documentos, Friedrich A Hayek elcato sites camino de servidumbre libro electronico pdf
PDF

Camino de Servidumbre - ElCatoorg

[PDF] Camino de Servidumbre ElCato elcato sites default camino de servidumbre facsimile pdf
PDF

EL CAMINO DE LA SERVIDUMBRE (resumen) Introducción - HACER

[PDF] EL CAMINO DE LA SERVIDUMBRE (resumen) Introducción HACER hacer pdf Hayek15 pdf
PDF

La concepción de Hayek del estado de derecho y la crítica - Dialnet

[PDF] La concepción de Hayek del estado de derecho y la crítica Dialnet dialnet unirioja es descarga articulo 2917089 pdf
PDF

ENTREVISTA A FRIEDRICH AUGUST VON HAYEK EL CAMINO

[PDF] ENTREVISTA A FRIEDRICH AUGUST VON HAYEK EL CAMINO libertadcarajo files wordpress thomas w hazlett entrevista a friedrich august von hayek1 pdf
PDF

Camino de servidumbre de Hayek: Ayer y hoy del despotismo

[PDF] Camino de servidumbre de Hayek Ayer y hoy del despotismo mises es wp content 03 perdidas ganancias pdf
PDF

Mercado y sociedad, La utopía política de Friedrich Hayek - Facso

[PDF] Mercado y sociedad, La utopía política de Friedrich Hayek Facso facso uchile cl mercado y sociedad la utopia politica de friedrich hayek pdf 113683 0 3256 pdf
PDF

Selección de textos de Friedrich A Von Hayek - Fundación Instituto

[PDF] Selección de textos de Friedrich A Von Hayek Fundación Instituto ihume pdf papers rev120 Santanatoglia SosaValle pdf
PDF

Friedrich Hayek - aehe

Friedrich Hayek, economista y filósofo austriaco británico, fue rival de Keynes en los Hayek, Friedrich Camino de servidumbre [A Road to Serfdoom, 1944]
PDF

Camino Del Amante

El amante pdf - La Comunitat Inconfessable

PDF la textualizacion del deseo el amante desconocido en tres Core core ac uk download pdf 46546419 pdf PDF El Sacrificio Del Amantewl2 stage ovdal dk el sacrificio del amante pdf PDF La leyenda de los

Caminos de Alegría - Rafael Fernández de Andraca

el bandido literatura chilena - Memoria Chilena

PDF El Camino de Santiago y el Cine en las aulas Festival de Cine de cineastorga pdf s cine astorga camino pdf PDF La arboleda perdida Educar Chileww2 educarchile cl UserFiles P0001 File articles 106200 Archivo pdf

caminos de ifa ika y omoluos

La poética adivinatoria de IFA transculturación - Acceda ULPGC

PDF Caminos De Ifa Odi Y Omoluos PDF Colección de archivos PDF denpjehegebel firebaseapp 1105074145 pdf PDF Tratado enciclopedico de Ifa El Santo Habla Inc dominicci 7135069 Tratado de Odi y Sus Omuluos pdf

caminos de ifa iwori y omoluos

Free Download Here - pdfsdocuments2com

reglasparasanteros Bdescargas iwori bogbe pdf FUENTES Iwori Bogbe Carpeta Mínima de Odun de Ifá Cartillas de Ifá s e r i e Documentos para la Historia y la Cultura de Osha Ifá en Cuba compilado por reglasparasanteros Bdescargas oshe bile pdf y se

caminos de ifa obara y omoluos

La poética adivinatoria de IFA transculturación - Acceda ULPGC

En otro camino dice Ifa que el Cielo y la Tierra no hicieron EBBO ni le pagaron tributo a Osain y En OBARA OGUNDA dice Ifa, que el EBBO se hace al pie de Shango Meyis), así como los Omoluos (esta palabra

  1. La poética adivinatoria de IFA transculturación
  2. En OBARA OGUNDA dice Ifa
  3. así como los Omoluos
  4. EL LENGUAJE RITUAL DE LA REGLA DE OSHA E IFÁ
  5. dedicación y por facilitarme el camino de la investigación
  6. Obara Melli
  7. Oshe Omoluo
  8. camino al cielo
  9. La santería-Ifá considera de suma importancia los sistemas ora
  10. Obara

caminos de ifa otrupon y omoluos

ESTOS SON LOS 16 MEYIS (POR SUS NOMBRES)

reglasparasanteros Bdescargas ofun yemilo pdf Otrupon y Omolúos Volumen 13 Caminos de Ifá Otura y Omolúos Sacerdotes, las letras del Dilogún y los Odun de Ifá Volumen 1 1 Osha Ifa Rules for Santeros reglasparasanteros Bdescargas oshe bile

caminos de ifa oyekun y omoluos

La poética adivinatoria de IFA transculturación - Acceda ULPGC

PDF tratado enciclopedico de ifa Libro Esotericolibroesoterico tratado 20de 20oyekun 20y 20sus 20omuluos pdf PDF Caminos De Ifa Oyekun Y Omoluos PDF Colección de archivos PDF tenrockleranca firebaseapp 1105074129 pdf PDF Caminos De

Caminos Del Saber Sociales 4

Guía del docente - Mineduc

Ciencias Sociales, para cuarto curso de Primaria, miento– y las dificultades de aprendizaje, mientras que a partir del 4 º curso Camino de Leche construcción del pensamiento social de los niños y niñas, es decir, para capacitarlos en el enfoque

  1. Plan de mejora Programa de ampliación
  2. Primero de Carlos
  3. 3 Ciencias Sociales 4° grado pag
  4. Ciencias Sociales
  5. Estándares en Ciencias Sociales
  6. consejería de educación
  7. Guía Didáctica del Docente
  8. Noveno grado Guía para el docente Séptimo grado Libro de texto
  9. Guía del docente
  10. Ministerio de Educación Nacional

Caminos Jose Luis Escario 1943 Tomo I

Biblioteca histórica - aecarreteracom

Home back Next

Description

Friedrich A

Camino de rvidumbre

Ciencia política Alianza Editorial

Ciencias sociales

Friedrich A

Camino de servidumbre

El libro de bolsillo Ciencia política Alianza Editorial

TÍTULO ORIGINAL: The Road to Serfdom

(Primeraedición,

Diseño de cubierta: Alianza Editorial Cubierta: Ángel Uñarte

Reservados todos los derechos

El contenido de esta obra está protegido por la Ley,

que establece penas de prisión y/o multas,

además de las correspondientes indemnizaciones por daños y perjuicios,

distribuyeren o comunicaren públicamente,

interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio,

sin la preceptiva autorización

© Editoriales de Derecho Reunidas,

© de la Nota del traductor: Herederos de José Vergara © Alianza Editorial,

Madrid,

es ISBN: 978-84-206-3606-1 Depósito legal: M

Parque Industrial «Las Monjas» 28850 Torrejón de Ardoz (Madrid) Printed in Spain SI QUIERE RECIBIR INFORMACIÓN PERIÓDICA SOBRE LAS NOVEDADES DE ALIANZA EDITORIAL,

ENVÍE UN CORREO ELECTRÓNICO A LA DIRECCIÓN:

Nota del traductor

Escasos son los libros a los que el destino reserva la acogida que éste,

The Road to Serfdom,

Impreso,

ha sido objeto ya de innumerables comentarios y estudios

En muchos trabajos solventes sobre el futuro de la economía y la sociedad se advierte ya visiblemente la impronta de este libro extraordinario

Y es que se trata,

de uno de los libros más importantes de nuestro tiempo,

a pesar de las disculpas que adelanta el propio autor en suprefacio

Muchas circunstancias tienen que confluir en un escritor para alcanzar semejante resonancia,

todas las reunía para el caso el profesor de la London School of Economics y director de la revista Económica

Nacido en Viena hace cuarenta y siete años,

allí se formó y fue funcionario público,

director del Instituto de Investigaciones Económicas y profesor universitario

En un intervalo,

estudió también en los Estados Unidos

es profesor en Londres desde 1931

Autoridad destacadísima,

por todo el mundo científico reconocida,

en campos diversos de la teoría económica,

ha entrado también afondo en los problemas del socialismo (fruto de ello 7

JOSÉ VERGARA

de otro libro notable: Collectivist Economic Planning,

Todo esto era menester,

para llegar a escribir el libro que aquí presentamos a los lectores de habla española

el mundo germánico y el anglosajón

se necesitaba plena familiaridad con la doctrina socialista sin cubrirse con el velo del creyente

precisábase profundo conocimiento del «historicismo» sin estar expuesto al peligro de caer en ello

aunque éste sea «un libro político»,

sólo podía escribirlo un economista,

Camino de servidumbre se propone,

demostrar la esencial identidad de socialismo y totalitarismo,

especies ambas de un mismo género: el colectivismo,

y la incompatibilidad irremediable entre colectivismo y libertad humana

No bastaría ello para explicar la difusión,

aunque sobraría para justificar la importancia de este libro

Pero es que,

ofrece una impresionante descripción del camino por donde el colectivismo avanza ahora,

después de la derrota del totalitarismo germánico,

a saber: el de la «planificación» económica

ha nacido y se ha desarrollado en gran parte como desgraciada e irresponsable extensión de las técnicas de la ingeniería a la organización de la sociedad y lleva a un completo envilecimiento de la vida social y a la esclavitud del hombre

Por lo demás,

este proceso no es inevitable,

porque en la Historia no hay evolución que lo sea y porque,

ninguno de los argumentos que se han dado en justificación de esta supuesta fatalidad histórica del colectivismo

fundamentalmente- descansa en hechos concretos,

y sólo en hechos puede y debe apoyarse,

Y entonces,

si esta vía de evolución por la que,

marchamos no es inevitable ¿cuál pudimos seguir y cuál nos queda abierta

? La del liberalismo político,

la de la libre competencia económica

Forma política

NOTA DEL TRADUCTOR

y estructura económica sobre las cuales,

puede alcanzarse la libertad que,

sino que uno se siente inclinado a adorarla,

como confesaba el maestro de antaño

Aunque la identidad de hecho entre comunismo y nazismo sea ahora,

y menos aún en el campo ideológico

Si no ha sido Hayek el primero en acusarla

en múltiples y sorprendentes testimonios-,

algo de la claridad actual se debe a la fuerza que estos testimonios adquieren una vez reciben su lugar oportuno en el lógico conjunto levantado por él

Pero hay otro punto en el cual es aún mayor el mérito del profesor de Londres,

un punto en el que no se ha alcanzado todavía la misma urgente evidencia

Trátase de la necesidad de distinguir con todo rigor entre libre competencia económica y régimen de laissez-faire

«La alternativa de la economía dirigida no es el laissez-faire,

sino una estructura racional para el funcionamiento de la libre competencia

» Cierto que ni Adam Smith ni las grandes figuras de la época clásica de la ciencia económica defendieron nunca la inhibición completa del Estado,

pero hay que reconocer que el laissez-faire fue la bandera económica del liberalismo político durante un período dilatado

período demasiado cercano al nuestro para que esté por completo justificada la actitud de Hayek exigiendo de todos que no confundan ambas cosas

No hace,

tantos años que la confusión dominaba incluso a muchos economistas,

pueden enorgullecerse de haber visto siempre claro en esta cuestión decisiva

La libre iniciativa individual,

el sistema de la libre competencia,

y como la realidad social hace ya imposible éste,

habría que renunciar a la libre competencia,

con todo y ser ésta la forma económica ideal,

JOSÉ VERGARA

pone el óptimo empleo de los recursos

Por ende,

la «planificación» centralizada sería el único camino abierto ante nosotros

No ha entrado en el propósito de Hayek desarrollar en este libro las líneas de lo que podría ser una política económica liberal,

entiéndase dirigida a mantener la libre competencia,

aunque en modo alguno de dirección centralizada

Empero,

son ya bastantes los economistas que hoy trabajan en este difícil problema,

y por eso es de mucha importancia el servicio que este libro puede prestar entre los no especialistas,

frenando falsas ilusiones y preparando el terreno para la recepción de los resultados futuros de la investigación

Ni la «planificación» económica,

Pero ¿no habremos avanzado ya tanto por esa vía que sea imposible retroceder

? Porque «si a la larga somos los hacedores de nuestro propio destino,

a corto plazo somos cautivos de las ideas que hemos creado»

El lector quizá se plantee al acabar este libro una interrogante,

que el liberal formulará muy brevemente: «¿Es pesimista Hayek

?» Fuera impertinente planteársela al propio autor,

pero no hay pregunta indiscreta si se dirige a un libro

Y Camino de servidumbre,

El temor es quizá la nota esencial de este libro

Las inquietudes parecen dominar a las ilusiones

que en ninguna parte está escrito el «lasciate ogni speranza»

Si en cualesquiera circunstancias la incorporación de esta obra a la bibliografía de un país sería un hecho importante,

lo es más para nosotros porque contribuye con trascendentales elementos económicos al análisis de un proceso histórico que,

conocemos los españoles mejor y antes que los demás gracias a la obra de Ortega y Gasset

Los mismos valores últimos de los que deriva Hayek todo lo que aquí nos dice,

descubrirnos la realidad social contemporánea

«Más allá de las justas críticas con que se combaten las manifestaciones del

NOTA DEL TRADUCTOR

queda la irrevocable verdad de éste,

una verdad que no es teórica,

sino de un orden radicalmente distinto y más decisivo que todo esto,

a saber: una verdad de destino

» Y «eso que ha intentado Europa en el último siglo con el nombre de liberalismo es,

que el hombre occidental de hoy es,

quiera o no» (La rebelión de las masas)

Pero si entonces se fracasó en el intento,

Hayek asegura que «tenemos que intentarlo de nuevo»,

que «el principio rector que afirma no existir otra política realmente progresista que la fundada en la libertad del individuo sigue siendo hoy tan verdadero como lo fue en el siglo XIX»

Cumple su faena el intelectual esclareciendo los hechos,

pero no es su misión conjurar éstos

ni basta que él ilumine la vía,

para que otros se salven de la catástrofe

Antes de llegarse al punto en que se hicieron fatales la decadencia y el fin del orbe romano no faltaron los hombres que,

vieron las ruinas en el término de la ruta y amonestaron a todos del peligro

Hayek sale al paso de los que tratan de situar en una especie de perversidad alemana el origen y,

el área de difusión del totalitarismo,

aunque señala los defectos políticos alemanes,

puede extenderse a todas partes

Escrito este libro en Londres,

aún en plena guerra,

por un hombre nacido extranjero,

y acogida la obra con todo respeto en Inglaterra,

por la entereza y el afán de verdad que demuestra,

al profesor Hayek y al pueblo británico

Al cabo de treinta años El profesor Hayek escribió un nuevo prefacio en 1976

JOSÉ VERGARA

reimpresión inglesa de Camino de servidumbre

Así amparado,

el traductor español se toma la libertad de ampliar la Nota introductoria que abría la primera edición de la traducción al castellano

Camino de servidumbre es un libro mucho más oportuno hoy en España que cuando se tradujo en 1946

Hubiera sido entonces ilusorio pensar que un libro podía ejercer algún efecto sobre la inteligencia del régimen español

porque aquel régimen no podía considerarse afectado por la denuncia de la ruta hacia el colectivismo,

puesto que ni pretendía orientarse hacia ningún colectivismo,

ni hacia un Estado planificado ni,

«diferente» 2

es urgente saber hacia dónde conduce la vía que se intenta seguir,

y quizá exista la voluntad de escuchar

Lo que da más actualidad a este libro es que el ambiente ideológico español presenta hoy notables analogías con el que Hayek describe como característico de Inglaterra al empezar la Segunda Guerra Mundial,

uno de cuyos rasgos era la avanzada penetración de la ideología colectivista a la vez que se respetaba como ideal último la libertad personal

Lo mismo que hoy en España,

se tendía entonces allí a considerar como indesligables los valores de la democracia,

Sobre dos importantes cuestiones de las tratadas por el profesor Hayek en este libro quisiera el traductor llamar la atención del lector español: la estrecha vinculación que existe 1

Se ha permitido también algunas correcciones de forma en la nota de 1946,

Aunque la verdad es que el libro de Hayek no dejaba sin dura mención crítica a esas configuraciones políticas que no pueden satisfacer ni a planificadores ni a liberales: «especie de organización sindicalista o "corporativa" de la industria,

en la cual se ha suprimido mis o menos la competencia,

pero la planificación se ha dejado en manos de los monopolios independientes que son las diversas industrias» (pág

NOTA DEL TRADUCTOR

entre libertad intelectual y desarrollo científico y tecnológico de un país (tema al que Hayek dedica muy sustanciosas páginas en el capítulo 11) y la radical diferencia que hay entre el régimen de libre competencia y el sistema de laissez faire

Hace exactamente veinte años,

anunciaba el gobierno de Moscú la entrada en órbita del primer «Sputnik»

Días después,

una personalidad española en el campo de la investigación tecnológica lanzaba,

como refutación indiscutible,

contra quienes afirmaban que sin libertad individual no puede haber ciencia original ni tecnología avanzada

En aquellas circunstancias no era cosa de aceptar la discusión

Mejor dejarle al tiempo la respuesta: que,

Por aquella época empezaba a declinar en Rusia la gloria de Lyssenko

El 7 de agosto de 1948,

la Academia de Ciencias Agrícolas de la URSS había anunciado el nacimiento de una ciencia nueva: una biología contraria a la genética,

«enemiga de ésta e irreconciliable con ella»

Era el triunfo absoluto de su promotor,

Lyssenko,

que cuatro años más tarde entraba en desgracia y,

se veía forzado a pedir el retiro en 1965,

por causa de los repetidos fracasos de la agricultura rusa,

La gran figura rusa de la genética,

Vavilov,

Lyssenko atacaba el carácter «idealista»,

«burgués» de la genética,

por pretender ésta la «fatalidad» de los fenómenos hereditarios

Los comunistas franceses,

en la importante polémica que provocaron alrededor del «caso Lyssenko»,

ampliaron el ataque y decidieron la existencia de dos ciencias: «una ciencia burguesa y una ciencia proletaria fundamentalmente contradictorias» 3

A partir de aquella sesión de la Academia,

Dominique Lecourt,

Lyssenko

Histoire réelle d'une «science pro¬ létaríenne»

Avant-propos de Louis Althusser

París,

JOSÉ VERGARA

quedaba prohibida en Rusia toda enseñanza y toda investigación sobre genética,

prohibición que duró más de quince años

Hoy el gobierno ruso sigue importando enormes cantidades de cereales de los países que desarrollaron la genética clásica

Jacques Monod,

en su prefacio a la traducción francesa del libro de J

Medvedev sobre Lyssenko,

sintetiza en una breve frase4 el fondo de la cuestión: «El argumento esencial (el único,

incansablemente repetido por Lyssenko y sus partidarios contra la genética clásica,

era su incompatibilidad con el materialismo dialéctico»

con característica superficialidad,

señala al régimen ruso como culpable

La protección oficial a Lyssenko se debería a «la mortal decadencia en que ha caído en la URSS el pensamiento socialista

No se ve modo posible de escapar a esta conclusión,

por dolorosa que sea para todo el que,

ha puesto toda su esperanza en el advenimiento del socialismo en Rusia como primera etapa de su triunfo en el mundo»5

Louis Althusser6 denuncia,

más aún que la «larga,

el silencio absoluto de los soviéticos y de todos los comunistas de fuera de Rusia

«L'histoire Lyssenko est terminée

L'histoire des causes du lyssenkisme continue

Histoire terminée

Histoire interminable

?» Porque los partidos comunistas,

«a quienes Marx ha dotado,

por primera vez en todos los tiempos,

de medios científicos para comprender la historia

parecen impotentes para justificar con criterios marxistas su propia historia

También para Althusser la culpa es,

de los comunistas y no de Marx

Se dirá que todo esto es agua pasada,

No se debe olvidar que si el avance de la ciencia requiere libertad intelectual frente a cualquier ideología,

Lecourt,

En el prólogo al libro de D

Lecourt,

NOTA DEL TRADUCTOR

bien exige libertad personal frente al poder burocrático

Y que el uso de la ideología como coerción sigue siendo una de las mejores armas para perpetuar el imperio de una burocracia

una interpretación materialista de la historia

) El profesor Hayek insiste repetidamente en qué libertad económica,

no quiere decir laissez faire o inhibición del Estado

El sistema económico español no es,

pero tampoco es un sistema de mercado libre

Es un régimen de intervencionismo generalizado,

pero en la dirección errónea,

en la que acaba por hacer imposible la libertad de mercado,

la libertad de empresa y la libertad del individuo

El número de precios intervenidos de una forma u otra

o con miras al abuso particular cuando se trata de los numerosos mercados privados oligopolistas- es incontable

El único precio importante relativamente libre es el del cambio exterior,

y fue así establecido en su día por imposición de organismos internacionales y la forzosa necesidad del gobierno español de aceptar sus condiciones

Las cortapisas

La libertad para elegir personalmente el puesto de trabajo y

La burocracia es comparable en ineficacia con la de los países socialistas

En estas condiciones,

hablar de la española como de una economía de libre empresa y mercado es un puro absurdo

Es frecuente,

y muchas veces está justificado,

culpar a los economistas de proponer medidas de imposible aplicación

Es indudable que desmontar en España el intervencionismo económico actual y erigir un sistema de regulaciones que proteja

JOSÉ VERGARA

el funcionamiento de un régimen de libre competencia exigiría un plazo muy largo

Pero difícilmente se prepararía el camino para conseguirlo alguna vez si tanto los partidarios como los enemigos del sistema capitalista creen sinceramente que éste es el que hoy rige en España

Madrid,

Camino de servidumbre A los socialistas de todos los partidos

Es raro que una libertad,

DAVID HUME

Habría amado la libertad,

pero en los tiempos en que vivimos me siento inclinado a adorarla

DE TOCQUEVILLE

Prefacio

Cuando un hombre dedicado por profesión al estudio de los problemas sociales escribe un libro político,

su primer deber es decirlo abiertamente

Éste es un libro político

No quiero,

aunque quizá habría sido posible,

con denominación más elegante y ambiciosa,

como un ensayo de filosofía social

lo esencial es que todo lo que he de decir se deriva de ciertos valores últimos

Confío en haber logrado descargarme también en este libro de un segundo y no menos importante deber: el de dejar bien en claro cuáles son estos valores últimos sobre los que descansa por entero la argumentación

Quiero,

añadir aquí una cosa

Aunque éste es un libro político,

como el que más pueda estarlo,

que no ha sido mi interés personal lo que determinó las creencias expuestas

No veo motivo alguno para que la clase de sociedad que tengo por deseable me ofreciese mayores ventajas a mí que a la mayoría del pueblo británico

Por el contrario,

mis colegas socialistas siempre me han afirmado que,

alcanzaría una posición mucho más importante en una sociedad del tipo que rechazo

que llegase yo a aceptar sus ideas

No es menos 21

CAMINO DE SERVIDUMBRE

cierto que mi oposición a las mismas no se debe a que difieran de las ideas en que me formé,

pues en mi juventud compartí aquéllas precisamente,

y ellas me llevaron a hacer del estudio de la economía mi profesión

Para los que,

buscan un motivo interesado en toda declaración de opiniones políticas,

permítaseme agregar que tenía sobrados motivos para no escribir o publicar este libro

Con toda seguridad,

ha de molestar a muchas personas con las que deseo vivir en amistosas relaciones

me ha obligado a interrumpir trabajos para los que me creo mejor calificado y a los que concedo mayor importancia a la larga,

es indudable que dañará la futura acogida de los resultados de otros trabajos más estrictamente académicos,

hacia los que me llevan mis inclinaciones

he llegado a considerar la redacción de este libro como un deber ineludible,

más que nada,

por causa de un rasgo peculiar y grave de las actuales discusiones sobre los problemas de la política económica futura,

que el público no conoce lo bastante

Es el hecho,

que la mayoría de los economistas llevan varios años absorbidos por la máquina bélica y reducidos al silencio por sus puestos oficiales,

por lo cual la opinión pública está siendo dirigida en estos problemas,

por los aficionados y los arbitristas,

los que se mueven por un fin interesado y los que pretenden colocar su panacea favorita

En estas circunstancias,

quien todavía dispone de tiempo para la tarea de escribir,

apenas puede tener derecho a reservar para sí los temores que las tendencias actuales tienen que despertar en el pensamiento de muchos que no pueden expresarse públicamente

En diferente situación,

hubiera yo dejado con gusto la discusión de las cuestiones de política general a quienes están,

mejor calificados y más autorizados para la tarea

La argumentación central de este libro se bosquejó primero en un artículo titulado «Freedom and the Economic

PREFACIO

System»,

que apareció en el número de abril de 1938 de la Contemporary Review y se reimprimió,

como uno de los Public Policy Pamphlets (Universityof Chicago Press,

Gideonse

He de agradecer a los directores y editores de ambas publicaciones la autorización para reproducir ciertos pasajes de aquéllos

LOXDON SCHOOL OF ECONOMICS,

Cambridge,

Prefacio a la edición de 1976

Este libro,

escrito en mis horas libres entre 1940 y 1943,

cuando mi mente estaba aún interesada sobre todo en problemas de teoría económica pura,

en punto de partida de más de treinta años de trabajo en un nuevo campo

Este primer esfuerzo hacia otro rumbo nació de mi disgusto ante la completa confusión en los círculos «progresistas» ingleses sobre el carácter del movimiento nazi,

lo que me llevó primero a enviar un memorándum al entonces director de la London School of Economics,

y después un artículo a la Contemporary Review en 1938,

que a petición del profesor Harry G

Gideonse,

amplié para darle entrada en sus Public Policy Pamphlets

Finalmente,

cuando comprendí que todos mis colegas británicos más competentes que yo en esta materia estaban ocupados en problemas de mayor urgencia relacionados con la marcha de la guerra,

amplié mi trabajo hasta convertirlo en este libro en respuesta a las circunstancias de aquel tiempo

A pesar de la favorable y totalmente inesperada acogida

en la que inicialmente no se pensó,

fue incluso mayor que el de la britá24

PREFACIO A LA EDICIÓN' DE 1976

Aunque en los comienzos del libro había declarado con toda franqueza que se trataba de una obra política,

la mayor parte de mis colegas en las ciencias sociales me hicieron sentir que había yo malgastado mis conocimientos,

y yo mismo estaba a disgusto por pensar que al desviarme de la teoría económica había traspasado el ámbito de mi competencia

No hablaré aquí de la furia que el libro causó en ciertos círculos,

o de la curiosa diferencia de recepción en Gran Bretaña y los Estados Unidos (acerca de lo cual dije algo hace veinte años en el prólogo a la primera edición americana en rústica)

Sólo para indicar el carácter de una reacción muy general,

mencionaré el caso de un filósofo muy conocido,

cuyo nombre dejaré en el anónimo,

quien escribió a otro en reproche por haber elogiado este escandaloso libro,

¡que él,

«naturalmente,

! Pero a pesar de un gran esfuerzo para reintegrarme a la ciencia económica propiamente dicha,

no pude liberarme por completo del sentimiento de haberme embarcado,

en unos problemas más provocativos e importantes que los de la teoría económica,

y de la necesidad de aclarar y elaborar mejor mucho de lo que había yo dicho en mi primer ensayo

Cuando lo escribí estaba muy lejos de haberme liberado suficientemente de todos los prejuicios y supersticiones que dominaban la opinión general,

e incluso menos aún había aprendido a evitar todas las confusiones entonces predominantes sobre términos y conceptos,

de cuya importancia me he dado después muy buena cuenta

Y la discusión que el libro intenta de las consecuencias de las políticas socialistas no puede,

ser completa sin una exposición adecuada de lo que exige un ordenamiento basado en el mercado libre y lo que puede lograrse con él cuando funciona adecuadamente

A este último problema sobre todo dediqué el trabajo que he realizado posteriormente en este campo

El primer resultado de mis esfuer-

CAMINO DE SERVIDUMBRE

zos para explicar la naturaleza de un ordenamiento libre fue una obra sustancial titulada The Constitution of Liberty (1960) en la que intenté esencialmente una nueva y más coherente exposición de las doctrinas del liberalismo clásico del siglo xix

Al advertir que esta reexposición dejaba sin contestar ciertas cuestiones importantes,

me sentí obligado a un nuevo esfuerzo para aportar mis propias respuestas,

en una obra en tres volúmenes bajo el título de Law,

Legislation and Liberty,

el primero de los cuales apareció en 1973,

el segundo en 1976 y el tercero está a punto de llegar a término

En los veinte últimos años,

creo haber aprendido mucho sobre los problemas discutidos en el presente libro,

que me parece no volví a leer durante este período

Habiéndolo hecho ahora con el fin de redactar este prefacio,

no me creo ya en la necesidad de pedir disculpas: me siento por primera vez orgulloso de él hasta cierto punto,

y no menos de la inspiración que me hizo dedicarlo «a los socialistas de todos los partidos»

Porque si,

en el intervalo he aprendido mucho que no sabía cuando lo escribí,

me he visto ahora sorprendido a menudo de lo mucho que acerté a ver al comenzar mi trabajo y que ha sido confirmado por la investigación ulterior

y aunque mis esfuerzos posteriores serán más útiles para los especialistas,

me siento ahora dispuesto sin indecisión a recomendar este libro inicial al lector que desee una introducción sencilla y no técnica sobre lo que,

es todavía una de las cuestiones más amenazadoras que tenemos que resolver

El lector se preguntará probablemente si esto significa que sigo dispuesto a defender las principales conclusiones de este libro

y mi respuesta a ello es en general afirmativa

La reserva más importante que tengo que presentar se debe a la circunstancia de haber cambiado durante este intervalo de tiempo la terminología,

por cuya razón puede ser mal interpretado lo que en este libro afirmo

Cuando lo escribí,

PREFACIO A LA EDICIÓN" DE 1976

cialismo significaba sin ninguna duda la nacionalización de los medios de producción y la planificación económica centralizada que aquélla hacía posible y necesaria

En este sentido,

Suecia,

está hoy mucho menos organizada en forma socialista que la Gran Bretaña o Austria,

aunque se suele considerar a Suecia mucho más socialista

Esto se debe a que socialismo ha llegado a significar fundamentalmente una profunda redistribución de las rentas a través de los impuestos y de las instituciones del Estado benéfico

En éste,

los efectos que analizo se han producido con más lentitud y más indirecta e imperfectamente

Creo que el resultado final tiende a ser casi exactamente el mismo,

pero el proceso a través del cual se llega a ese resultado no es igual al que se describe en este libro

Se ha alegado frecuentemente que afirmo que todo movimiento en la dirección del socialismo ha de conducir por fuerza al totalitarismo

Aunque este peligro existe,

no es esto lo que el libro dice

Lo que hace es llamar la atención hacia los principios de nuestra política,

pues si no los corregimos se seguirán de ellos consecuencias muy desagradables que la mayoría de los que abogan por esa política no desean

Lo que ahora me parece equivocado en este libro es sobre todo el no haber destacado bastante la significación de la experiencia comunista en Rusia

por no haberme liberado aún por completo de todas las supersticiones intervencionistas entonces corrientes,

hice varias concesiones que ahora no creo estaban justificadas

Evidentemente,

no me daba entonces plena cuenta de hasta qué punto se habían degradado ya las cosas en algunos aspectos

Todavía planteaba,

como una cuestión retórica mi pregunta (página 114),

al considerar si Hitler había obtenido sus ilimitados poderes en una forma estrictamente constitucional: «¿quién concluiría de ello que todavía subsiste en Alemania un Estado de Dere-

CAMINO DE SERVIDUMBRE

para acabar por descubrir más tarde que los profesores Hans Kelsen y Harold J

entre los socialistas que seguían a estos influyentes autores- habían mantenido precisamente esta opinión

En general,

el estudio más a fondo de las tendencias contemporáneas del pensamiento y las instituciones ha aumentado,

Pues tanto la influencia de las ideas socialistas como la inocente confianza en las buenas intenciones de quienes ostentan un poder totalitario han aumentado notablemente desde que escribí este libro

Durante mucho tiempo me ha disgustado el hecho de ser más conocido por este trabajo,

que yo consideraba un escrito de circunstancias,

que por mi obra estrictamente científica

Después de examinar de nuevo lo que entonces escribí,

a la luz de unos treinta años de estudios sobre los problemas planteados entonces,

ya no estoy bajo la misma sensación

Aunque el libro puede contener mucho que,

no estaba yo en condiciones de demostrar convincentemente,

fue un esfuerzo auténtico por encontrar la verdad,

y a mi entender ha aportado intuiciones que ayudarán,

incluso a quienes no están de acuerdo conmigo,

Introducción Pocos descubrimientos son tan exasperantes como los que revelan la genealogía de las ideas

LORD ACTON

Los acontecimientos contemporáneos difieren de la Historia en que no conocemos los resultados que producirán

Mirando hacia atrás,

podemos apreciar la significación de los sucesos pasados y trazar las consecuencias que quedaron de su tránsito

Pero mientras la Historia fluye,

Nos lleva hacia un país desconocido,

y rara vez podemos lograr un destello de lo que tenemos delante

Diferente sería si se nos permitiera pasar por segunda vez a través de los mismos acontecimientos con todo el saber de lo que vimos antes

¡Cuán distintas se mostrarían las cosas ante nosotros,

alarmantes nos parecerían ciertos cambios que ahora apenas advertimos

! Probablemente es una suerte que el hombre no pueda alcanzar jamás esta experiencia y no conozca ninguna ley que tenga que obedecer la Historia

Sin embargo,

aunque la Historia jamás se repite por completo,

y precisamente porque no hay evolución inevitable,

podemos hasta cierto punto aprender del pasado para evitar la repetición del mismo proceso

No se necesita ser un profeta para percatarse de los peligros inminentes

Una accidental combinación de atención y experiencia revelará a 29

CAMINO DE SERVIDUMBRE

menudo a un hombre los acontecimientos bajo aspectos que pocos alcanzan a ver

Las siguientes páginas son el producto de una experiencia que se aproxima todo lo posible a vivir sucesivamente durante largos períodos en países diferentes

Aunque las influencias a las que está sujeta la marcha del pensamiento son,

similares en la mayoría de los países civilizados,

no operan necesariamente a la vez o a la misma velocidad

cabe observar dos veces la evolución intelectual en fases similares

Los sentidos se vuelven entonces peculiarmente agudos

Cuando por segunda vez se oye expresar opiniones o propugnar medidas que uno ya encontró hace veinte o veinticinco años,

éstas asumen un nuevo significado,

como signos de un rumbo definido

Sugieren,

por lo menos la probabilidad de que los acontecimientos sigan un curso semejante

Es necesario declarar ahora la desagradable verdad de que estamos en cierto peligro de repetir la suerte de Alemania

El peligro no es inmediato,

y las condiciones de Inglaterra están aún tan lejos de las observadas en los últimos años en Alemania,

que se hace difícil creer que nos movemos en la misma dirección

Sin embargo,

es de tal suerte que resulta cada vez más difícil retroceder

Si a la larga somos los hacedores de nuestro propio destino,

a corto plazo somos cautivos de las ideas que hemos engendrado

Sólo si reconocemos a tiempo el peligro podemos tener la esperanza de conjurarlo

No es la Alemania de Hitler,

la Alemania de la guerra presente,

aquella con la que Inglaterra ofrece ahora semejanza

Pero los que estudian la evolución de las ideas difícilmente pueden dejar de ver que hay más que una semejanza superficial entre la marcha del pensamiento en Alemania durante la guerra anterior y tras ella y el curso actual de las ideas en Inglaterra

Existe ahora aquí,

el mismo empeño en que la organización del país realizada para los fines de

INTRODUCCIÓN

la defensa se mantenga para fines de creación

Es el mismo desprecio hacia el liberalismo del siglo XIX,

el mismo «realismo» espurio y hasta cinismo,

la misma aceptación fatalista de los «rumbos inevitables»

nueve de cada diez de las lecciones que nuestros más vociferantes reformadores tanto ansian que saquemos de esta guerra,

son precisamente las lecciones que los alemanes extrajeron de la guerra anterior y tanto han contribuido a producir el sistema nazi

A lo largo de este libro tendremos la oportunidad de mostrar que hay otros muchos puntos en los cuales,

con un intervalo de quince a veinticinco años,

parecemos seguir el ejemplo de Alemania

Aunque a nadie le agrada que le recuerden las cosas,

no hace tantos años que los «progresistas» sostenían,

la política socialista de aquel país como un ejemplo para imitar,

de la misma manera que en años más recientes ha sido Suecia el país modelo hacia el que volvían las miradas los avanzados

Aquellos cuya memoria alcanza más lejos saben cuán profundamente han influido,

al menos sobre la generación que precedió a la guerra anterior,

el pensamiento alemán y la praxis alemana en los ideales y la política británicos

El autor ha consumido cerca de la mitad de su vida adulta en su Austria nativa,

en estrecho contacto con la vida intelectual alemana,

y la otra mitad en los Estados Unidos e Inglaterra

En la docena de años a lo largo de los cuales este país se ha convertido en su hogar,

ha llegado a convencerse de que algunas,

de las fuerzas que han destruido la libertad en Alemania están operando también aquí,

y que el carácter y la fuente de este peligro son aún menos comprendidos aquí,

La gran tragedia está en no ver todavía que en Alemania eran en su mayoría bienintencionados,

hombres que fueron admirados y tenidos aquí como modelos,

los que prepararon la vía a las fuerzas,

si no las crearon efectivamente,

que ahora pretenden todo lo que ellos detestan

Y sin em-

CAMINO DE SERVIDUMBRE

nuestras probabilidades de evitar un destino semejante dependen de nuestra capacidad para hacer frente al peligro y para disponernos a revisar incluso nuestras esperanzas y ambiciones más queridas si resultasen ser la fuente del riesgo

Pocos signos hay,

para suponernos el valor intelectual necesario a fin de admitir por propio impulso que nos podemos haber equivocado

Pocos son los dispuestos a reconocer que el nacimiento del fascismo y el nazismo no fue una reacción contra las tendencias socialistas del período precedente,

sino el producto inevitable de aquellas corrientes

Es un hecho que la mayoría de las gentes no querían ver,

cuando ya se percibía desde lejos la semejanza de muchos rasgos repulsivos de los regímenes interiores en la Rusia comunista y en la Alemania nacionalsocialista

Como resultante de ello,

muchos que se consideran infinitamente por encima de las aberraciones del nazismo y que odian sinceramente todas sus manifestaciones se afanan ala vez por ideales cuyo triunfo conduciría directamente a la tiranía aborrecida

Todos los paralelos entre las evoluciones de países diferentes son,

pero no baso principalmente mi argumentación en estos paralelos

Ni voy a alegar que estas evoluciones son inevitables

Si lo fueran no tendría sentido escribir sobre ello

Cabe evitarlas si las gentes comprenden a tiempo a dónde le pueden conducir sus esfuerzos

Pero hasta hace poco apenas podían ponerse esperanzas en el éxito de cualquier intento para hacerles visible el peligro

Parece,

como si el tiempo hubiera madurado para una discusión plena de toda la cuestión

No sólo se reconoce ahora en general el problema,

razones especiales que nos obligan en esta coyuntura a enfrentarnos directamente con la cuestión

Se dirá quizá que no es ésta la oportunidad para plantear una cuestión sobre la cual chocan violentamente las opiniones

Pero el socialismo del que hablamos no es cosa de parti-

INTRODUCCIÓN

y las cuestiones que aquí discutiremos tienen poco que ver con las que se disputan entre partidos políticos

No afecta a nuestro problema que algunos grupos puedan desear menos socialismo que otros,

que unos deseen el socialismo en interés principalmente de un grupo y otros en el de otro

Lo importante es que si consideramos las gentes cuyas opiniones influyen sobre la evolución de los acontecimientos,

Si ya no está de moda subrayar que «todos somos socialistas ahora»,

es simplemente por ser un hecho demasiado obvio

Apenas nadie duda que tenemos que continuar moviéndonos hacia el socialismo,

y la mayor parte de las gentes trata tan sólo de desviar este movimiento en interés de un grupo o clase particular

Nos movemos en esta dirección porque casi todos lo desean

No existen hechos objetivos que lo hagan inevitable

Algo diremos luego acerca de la supuesta inevitabilidad de la "planificación"

Pero lo principal es saber a dónde nos conducirá ese movimiento

Pues si las personas cuyas convicciones le dan ahora tan irresistible ímpetu comenzaran a ver lo que sólo unos pocos adivinan,

¿no es posible que retrocediesen horrorizadas y abandonasen el deseo que durante medio siglo ha movido a tantas gentes de buena voluntad

? A dónde nos conducirá esta común creencia de nuestra generación,

sino para todos y cada uno de nosotros,

un problema de la más trascendental significación

¿Cabe imaginar mayor tragedia que esa de nuestro esfuerzo por forjarnos el futuro según nuestra voluntad,

y en realidad provocar con ello involuntariamente todo lo opuesto a lo que nuestro afán pretende

? Hay un motivo todavía más acuciante para empeñarnos ahora en comprender las fuerzas que han creado el nacionalsocialismo: que ello nos permitirá comprender a nuestro enemigo y lo que nos estamos jugando

No puede negarse

CAMINO DE SERVIDUMBRE

que sabemos poco acerca de los ideales positivos por los cuales luchamos

Sabemos que luchamos por la libertad para forjar nuestra vida de acuerdo con nuestras propias ideas

Es mucho,

No es suficiente para darnos las firmes creencias necesarias a fin de rechazar a un enemigo que usa la propaganda como una de sus armas principales,

no sólo en sus formas más ruidosas,

sino también en las más sutiles

Todavía es más insuficiente cuando tenemos que contrarrestar esta propaganda entre las gentes de los países bajo su dominio y en otras partes,

donde el efecto de esta propaganda no desaparecerá con la derrota de las potencias del Eje

No es suficiente si deseamos mostrar a los demás que aquello por lo que luchamos es digno de su apoyo,

y no es suficiente para orientarnos en la construcción de una nueva Europa a salvo de los peligros bajo los que sucumbió la vieja

Es un hecho lamentable que los ingleses,

en sus tratos con los dictadores antes de la guerra,

no menos que en sus ensayos de propaganda y en la discusión de sus fines de guerra propios,

hayan mostrado una inseguridad interior y una incertidumbre de propósitos que sólo pueden explicarse por una confusión sobre sus propios ideales y sobre la naturaleza de las diferencias que los separan del enemigo

Nos hemos extraviado,

tanto por negarnos a creer que el enemigo era sincero en la profesión de alguna de las creencias que compartimos como por creer en la sinceridad de otras de sus pretensiones

¿No se han engañado tanto los partidos de izquierdas como los de derechas al creer que el nacionalsocialismo estaba al servicio de los capitalistas y se oponía a todas las formas del socialismo

? ¿Cuántos aspectos del sistema de Hitler no se nos ha recomendado imitar,

desde los lugares más insospechados,

ignorando que eran parte integrante de aquel sistema e incompatibles con la sociedad libre que tratamos de conservar

? El número de los peligrosos errores cometidos,

antes y después de estallar la guerra,

por no comprender a nuestro antagonista es espantoso

Parece como si

INTRODUCCIÓN

no deseáramos comprender la evolución que ha producido el totalitarismo,

porque tal entendimiento pudiese destruir algunas de nuestras más caras ilusiones,

a las que estamos decididamente aferrados

Nunca tendremos éxito en nuestros tratos con los alemanes mientras no comprendamos el carácter y el desarrollo de las ideas que ahora les gobiernan

La teoría que de nuevo se extiende,

son intrínsecamente perversos,

es difícil de defender y no muy creída por quienes la defienden

Deshonra a la larga serie de ingleses que durante los cien últimos años han recogido de buen grado lo que había de mejor,

y no sólo lo que había de mejor,

Olvida que cuando,

John Stuart Mill escribía su gran ensayo On Liberty,

más que de ningún otro hombre,

Goethe y Wilhem von Humboldt',

y olvida que dos de los más influyentes antecesores intelectuales del nacionalsocialismo,

Thomas Carlyle y Houston Stewart Chamberlain,

En sus formas más crudas,

esta opinión deshonra a quienes,

adoptan los peores atributos de las teorías raciales alemanas

El problema no está en por qué los alemanes como tales,

lo que congénitamente no es probable que sea más cierto de ellos que de otros pueblos,

sino en determinar las circunstancias que durante los últimos setenta años hicieron posible el crecimiento progresivo y la victoria final de un conjunto particular de ideas,

esta victoria haya encumbrado a los elementos más perversos

Odiar simplemente todo lo alemán,

en lugar de las ideas particulares que ahora dominan a los alemanes,

porque ciega contra una amenaza 1

Como algunas personas pueden considerar exagerada esta manifestación,

será útil citar el testimonio de lord Morley,

quien en sus Recollections da como un «hecho sabido» que el principal argumento del ensayo On Liberty «no era original,

sino que procedía de Alemania»

DE SERVIDUMBRE

Es de temer que,

esta actitud sea tan sólo una especie de evasión,

nacida de la repugnancia a reconocer tendencias que no están confinadas en Alemania y de la resistencia a examinar de nuevo,

creencias que hemos tomado de los alemanes y que nos tienen todavía tan seducidos como a los alemanes les tuvieron

Ello es doblemente peligroso,

porque la opinión de ser tan sólo la peculiar maldad de los alemanes lo que ha producido el sistema nazi puede muy bien convertirse en la excusa para imponernos las instituciones que verdaderamente han producido aquella maldad

La interpretación del rumbo de los acontecimientos en Alemania e Italia que se brinda en este libro es muy diferente de la que han dado la mayor parte de los observadores extranjeros y la mayoría de los exiliados de aquellos países

Pero si esta interpretación es correcta,

explicará también por qué a las personas,

como la mayoría de los exiliados y los corresponsales en el extranjero de los periódicos ingleses y americanos,

que sostienen las opiniones socialistas que ahora predominan,

les es casi imposible ver aquellos acontecimientos en su perspectiva p r o p i a

La superficial y errónea opinión que sólo ve en el nacionalsocialismo una reacción fomentada por todos aquellos que sentían sus privilegios o intereses 2

Hasta qué punto las opiniones corrientes en todos los sectores,

incluso los más conservadores,

de un país entero pueden estar teñidas por el izquierdismo predominante entre los corresponsales de su prensa en el extranjero,

lo ilustran bien las opiniones sostenidas,

en los Estados Unidos acerca de las relaciones entre Gran Bretaña y la India

El inglés que desee ver los acontecimientos del continente europeo en su verdadera perspectiva debe meditar seriamente sobre la posibilidad de que sus opiniones hayan sido pervertidas precisamente de la misma manera y por las mismas razones,

Esto no significa en modo alguno negar la sinceridad de las opiniones de los corresponsales norteamericanos e ingleses en el extranjero

Pero a nadie que conozca la índole de los círculos indígenas con los que es probable que establezcan estrecho contacto los corresponsales extranjeros le será difícil comprenderlas fuentes de esta parcialidad

INTRODUCCIÓN

amenazados por el avance del socialismo,

era naturalmente sostenida por quienes,

aunque participaron activamente algún tiempo en el movimiento de ideas que ha conducido al nacionalsocialismo,

se detuvieron en algún punto de esta evolución y,

al enfrentarse así con los nazis,

se vieron forzados a abandonar su país

Pero el hecho de haber sido numéricamente la única oposición importante a los nazis no significa sino que,

todos los alemanes se habían hecho socialistas,

había sido expulsado por el socialismo

Como esperamos demostrar,

el conflicto existente en Alemania entre la «derecha» nacionalsocialista y las «izquierdas» es el tipo de conflicto que surge siempre entre facciones socialistas rivales

Si esta interpretación es correcta,

que muchos de estos refugiados socialistas,

aunque con la mejor voluntad del mundo,

a llevar a su país de adopción por el camino que ha seguido Alemania

Sé que muchos de mis amigos ingleses se han estremecido a veces ante las opiniones semifascistas que ocasionalmente oyen expresar a refugiados alemanes cuyas auténticas convicciones socialistas no podrían ponerse en duda

Pero mientras estos observadores ingleses lo achacaban al hecho de ser alemanes,

la verdadera explicación está en que eran socialistas con una experiencia que les había situado varias etapas por delante de la alcanzada por los socialistas británicos

Por descontado que los socialistas alemanes hallaron mucho apoyo en su país en ciertas características de la tradición prusiana

y este parentesco entre prusianismo y socialismo,

del que se vanagloriaban en Alemania ambas partes,

da una confirmación adicional a nuestra principal argumentación³

Pero sería un error creer que fue lo alemán es3

Que existió un cierto parentesco entre el socialismo y la estructura del Estado prusiano,

conscientemente ayudado desde arriba como en ningún otro país,

y ya lo reconocieron libremente los primeros socialistas franceses

Mucho antes de inspirarse el socialismo del

DE SERVIDUMBRE

más que el elemento socialista,

lo que produjo el totalitarismo

Fue el predominio de las ideas socialistas,

lo que Alemania tuvo en común con Italia y Rusia

y fue de las masas y no de las clases impregnadas de la tradición prusiana y favorecidas por ella de donde surgió el nacionalsocialismo

siglo XIX en el ideal de dirigir el Estado entero conforme a los mismos principios que una fábrica cualquiera,

el poeta prusiano Novalis había ya deplorado que «ningún Estado ha sido administrado jamás de manera tan semejante a una fábrica como Prusia desde la muerte de Federico Guillermo»

Novalis [Friedrich von Handenberg],

Glauben und Liebe,

oder der König und die Konigin,

El camino abandonado Un programa cuya tesis fundamental no estriba en que el sistema de la libre empresa,

haya fracasado en esta generación,

sino en que no ha sido todavía intentado

ROOSEVELT

Cuando el curso de la civilización toma un giro insospechado,

en lugar del progreso continuo que esperábamos,

nos vemos amenazados por males que asociábamos con las pasadas edades de barbarie,

a cualquiera menos a nosotros mismos

¿No hemos trabajado todos de acuerdo con nuestras mejores luces y "no han trabajado incesantemente muchas de nuestras finas inteligencias para hacer de éste un mundo mejor

? ¿No se han dirigido todos nuestros esfuerzos y esperanzas hacia una mayor libertad,

? Si el resultado es tan diferente de nuestros propósitos,

si en lugar de disfrutar libertad y prosperidad nos enfrentamos con esclavitud y miseria,

¿no es evidente que unas fuerzas siniestras deben haber frustrado nuestras intenciones,

que somos las víctimas de alguna potencia maligna,

la cual ha de ser vencida antes de reanudar el camino hacia cosas mejores

? Por mucho que podamos disentir cuando señalamos el culpable,

séalo el inicuo capitalismo o el espíritu malvado de un particular país,

la estupidez de nuestros antepasados o un sistema social no derrumbado por completo,

aunque venimos luchando contra él durante medio siglo,

o por lo menos lo estábamos 39

ciertos de una cosa: que las ideas directoras que durante la última generación han ganado a la mayor parte de las gentes de buena voluntad y han determinado los mayores cambios en nuestra vida social no pueden ser falsas

Estamos dispuestos a aceptar cualquier explicación de la presente crisis de nuestra civilización,

excepto una: que el actual estado del mundo pueda proceder de nuestro propio error y que el intento de alcanzar algunos de nuestros más caros ideales haya,

producido resultados que difieren por completo de los esperados

Mientras todas nuestras energías se dirigen a conducir esta guerra a un final victorioso,

resulta a veces difícil recordar que ya antes de la guerra se minaban aquí y se destruían allá los valores por los cuales ahora luchamos

Aunque de momento los diferentes ideales estén representados por naciones hostiles que luchan por su existencia,

es preciso no olvidar que este conflicto ha surgido de una pugna de ideas dentro de lo que,

era una civilización europea común

y que las tendencias culminantes en la creación de los sistemas totalitarios no estaban confinadas en los países que a ellos sucumbieron

Aunque la primera tarea debe ser ahora la de ganar la guerra,

ganarla nos reportará tan sólo otra oportunidad para hacer frente a los problemas fundamentales y para encontrar una vía que nos aleje del destino que acabó con civilizaciones afines

Es algo difícil imaginarse ahora a Alemania e Italia,

sino como productos de una evolución intelectual en la que hemos participado

es más sencillo y confortante pensar,

por lo menos en lo que se refiere a nuestros enemigos,

que son enteramente diferentes de nosotros y que les ha sucedido lo que aquí no puede acontecer

la historia de estos países en los años que precedieron al orto del sistema totalitario muestra pocos rasgos que no nos sean familiares

La pugna externa es el resultado de una transformación del pensamiento europeo,

EL CAMINO ABANDONADO

en la que otros avanzaron tanto que la llevaron a un conflicto irreconciliable con nuestros ideales,

pero la transformación no ha dejado de afectarnos

Que un cambio de ideas y la fuerza de la voluntad humana han hecho del mundo lo que ahora es,

aunque los hombres no previesen los resultados,

y que ningún cambio espontáneo en los hechos nos obligaba a amoldar así nuestro pensamiento,

es quizá particularmente difícil de ver para un inglés,

marchó en esta evolución a la zaga de la mayor parte de los pueblos europeos

Todavía consideramos los ideales que nos guían y nos han guiado durante la pasada generación,

como ideales que sólo en el futuro han de alcanzarse,

y no vemos hasta qué punto han transformado ya en los últimos veinticinco años no sólo el mundo,

Todavía creemos que hasta hace muy poco estábamos gobernados por lo que se llamaba vagamente las ideas del siglo XIX o el principio del laissez-faire

En comparación con algunos otros países,

y desde el punto de vista de los impacientes por apresurar el cambio,

puede haber alguna justificación para esta creencia

Pero aunque hasta 1931 Inglaterra sólo había seguido lentamente el sendero por el que otros conducían,

también nosotros habíamos avanzado tanto,

que únicamente quienes alcanzan