PDF -UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA - Cambios Modestos, Grandes Revoluciones
Wait Loading...


PDF :1 PDF :2 PDF :3 PDF :4 PDF :5 PDF :6


Like and share and download

Cambios Modestos, Grandes Revoluciones

UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

PDF cambios modestos, grandes revoluciones Instituto Tzapopan tzapopan wp 07 Cambios Modestos 2ª Edición 2018 1 pdf PDF La metáfora en terapia familiar autores de referencia, uso y aportes redalyc pdf 1942 194247574009

Related PDF

cambios modestos, grandes revoluciones - Instituto Tzapopan

[PDF] cambios modestos, grandes revoluciones Instituto Tzapopan tzapopan wp 07 Cambios Modestos 2ª Edición 2018 1 pdf
PDF

La metáfora en terapia familiar: autores de referencia, uso y aportes

[PDF] La metáfora en terapia familiar autores de referencia, uso y aportes redalyc pdf 1942 194247574009 pdf
PDF

Texto completo - PDF - Medigraphic

[PDF] Texto completo PDF Medigraphic medigraphic pdf s revmexinvpsi mip 2013 mip132f pdf
PDF

Terapia Familiar Inclusiva: En Busca de Padres “Efectivos” - PePSIC

[PDF] Terapia Familiar Inclusiva En Busca de Padres “Efectivos” PePSICpepsic bvsalud pdf penf v20n2 v20n2a02 pdf
PDF

Sílabo Virtual - Psyciencia

[PDF] Sílabo Virtual Psyciencia psyciencia wp content Sílabo Virtual 1 pdf
PDF

UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

Medina, R (2011) Terapia Familiar Crítica Cambios Modesto Grandes Revoluciones México, E Libro Red Américas RETROAMIMENTACIÓN TRABAJO Y
PDF

Cambios Motores en Los Diferentes Ciclos de Vida

PARTES / MATERIALES CARROS MODULARES PARA EL MANEJO DE

gatovolante files wordpress 2015 05 como Cerca del 95 de todos los aviones con motor a gasolina que he visto en el campo, están de algún modo descarburados ¿Y cómo puedo asegurar esto? Es muy simple, en algún punto estos motores hacen "cuatro ciclos" en vuelo

Cambios Sociales en Perú y América Latina en El Siglo Xx

La transformación de la acción colectiva en América Latina - Cepal

PDF cambios culturales en el perú Centro de Recursos Interculturales centroderecursos cultura pe CambiosculturalesenelPeru pdf PDF Educacio´n popular y cambio social en Ame´rica Latina dalbandhassan files wordpress oxford university educacic3b3n popular y cambio social

cambios_estado_fusion_solificacion_vaporización_condensacion

Contenidos mínimos exigibles - iesatecaeducaaragones

repositorio cbachilleres edu mx wp content 5 Muestra Pastilla de baño tradicional (con papel celofán) Desarrollo 1 Limpie y organice el lugar de trabajo 2 Lave su material con agua y jabón, déjelo escurrir y séquelo con una toalla de papel

Cambridge 2 Unit Year 12

Answers - Pearson

Printed in China by Printplus National Library of Australia Cataloguing in Publication data Bill Pender Cambridge mathematics 2 unit year 12 Bill Pender CambridgeMATHS Extension 1 Year 11 covers all syllabus dotpoints for Year 11 of the Mathematics Extension

  1. Cambridge 2U Year 12 .pdf
  2. CambridgeMATHS MATHEMATICS EXTENSION 1
  3. Year 12 Textbook Order for 2019
  4. St Clare's College Waverley Year 12
  5. ST JOSEPH'S CATHOLIC COLLEGE YEAR 12 2019 TEXTBOOK LIST
  6. Syllabus Cambridge International AS & A Level Mathematics 9709
  7. VCE UNIT'S 1 & 2
  8. 3 Unit Years 11-12 Syllabus
  9. VCE Year 11 + 12 Early Commencement Booklist
  10. City of Cambridge

Cambridge 4u Textbook

International Baccalaureate Diploma Programme Subject Brief

ocw mit edu textbook contents chap05 prb 811 pdf 4U(x d)1 x diL An electric field is imposed by placing the lower plane at poten tial V relative to the upper one Between tx= 0 and 4= a on this lower plane, posi

Cambridge-7.pdf

7 SpecialRelativity - University of Cambridge

saint david 0 4 3 10434103 cambridge ielts 6 pdf Cambridge University Press for permission for an individual teacher to make copies tor usc within ltis or her own classroom Only those pages which carry the wording'© UCLES 2007 Photocop1 tble ' may be copied

Cambridge Academic English - B1.I.S.B.a.I.S.C.f.eap

Cambridge Academic English B1 Intermediate Students Book An

PDF Cambridge Academic English B1 Intermediate Answersold medialoot cambridge academic english b1 intermediate answers pdf PDF Cambridge Academic English B1 Intermediate Students Technetix en us technetix cambridge academic english b1 intermediate students book pdf PDF

Cambridge Academic English Upper-Intermediate Student_s Book

Cambridge FCE & CAE Information - IIE Hawaii

Cambridge Academic English An integrated skills course for EAP The good news is that, in designing this book – I'm talking in particular about the Upper Intermediate B2 volume here specifically for students at university and on EAP Apr 23, 2019

  1. Cambridge Academic English
  2. Cambridge Academic English B2 Upper Intermediate
  3. Cambridge University Press
  4. An integrated skills course for EAP Student's Book Intermediate
  5. Cambridge English
  6. Cambridge FCE & CAE Information
  7. Proposal for acceptance of the Cambridge First
  8. Cambridge Public Schools
  9. Cambridge International Program
  10. Cambridge Network

in this web service Cambridge University Press Cambridge University Press 978 0 521 74940 4 Business Vocabulary in Use Advanced Bill Mascull Business Vocabulary in Use Elementary Bill Mascull 2 CAMBRIDGE UNIVERSITY PRESS Information on this

  1. Business Vocabulary Advanced
  2. Cambridge University Press
  3. Advanced English Vocabulary in Use
  4. Business Vocabulary In Use Intermediate With Answers
  5. Vocabulary Activities
  6. Cambridge English
  7. Advanced
  8. Test your English Vocabulary in Use
  9. Upper-intermediate
  10. BUSINESS ENGLISH
Home back Next

Modestos,

Grandes Revoluciones

Description

Raúl Medina Centeno

Cambios modestos,

g r a n d'e s'Revoluciones Terapia Familiar Crítica

Primera edición: 2011 Segunda reimpresión: 2011 Tercera reimpresión: 2012

La edición de este libro fue realizada con recursos del Programa Integral para el Fortalecimiento Institucional 2009,

de la Secretaría de Educación Pública

Cambios modestos,

g r a n d'e s'Revoluciones Terapia Familiar Crítica

© 2011 © 2011

E Libro Red Américas Centro Universitario de la Ciénega de la Universidad de Guadalajara

Portada: Diseño de portada Imagia Comunicación

ISBN: 978-607-7848-04-2 Impreso y hecho en México

Printed and made in Mexico

A mis maestros más críticos: Alex y Nicole… mis hijos

Prólogo

o es raro que el título de un libro constituya una metáfora de su autor,

de modo que no debe extrañarnos que así ocurra con éste: Raúl es,

Modesto porque,

lejos de ignorar sus orígenes latinoamericanos y mestizos,

los acepta con toda naturalidad,

el mismo partido práctico que extrae el vendedor de tianguis a su mercancía,

Pero revolucionario porque,

de su larga singladura europea,

obtiene enseñanzas decisivas sobre la importancia de la historia y sobre la posibilidad de transformarla

Raúl dedica un apartado de su libro a “dialogar” conmigo,

y así lo expresan mis comillas,

que se trata de un diálogo retórico,

puesto que en realidad es él quien habla,

cuando me define como construccionista social,

aunque sea “uno de los más sutiles y finos de la terapia familiar”

Como Raúl sabe que no me siento en absoluto construccionista social,

creo que nadie puede discutirme el derecho a “dialogar” con él a mi vez

Yo pienso,

que las realidades individuales son definidas socialmente

Lo pienso desde mis tiempos de militancia política revolucionaria,

al igual que tantos compañeros de generación en la confrontación con el franquismo,

creía en la lucha de clases como motor de la historia y en el papel del proletariado como elemento protagonista y activador de esa lucha

Desde entonces,

algunos clichés y lugares comunes del progresismo del 68 han perdido vigencia,

incluso para un izquierdista recalcitrante como yo,

pero la convicción de que la sociedad,

a través de relaciones de poder,

a sus estructuras psicopatológicas,

Yo a eso le llamo resabios de viejo marxista,

desde una perspectiva académica,

más correcta políticamente en estos tiempos que corren,

se le pueda llamar construccionismo social

¿Y no es paradójico que,

no me identifique con dicho movimiento

son cosas de la identidad: uno elije sus identificaciones un tanto caprichosamente y,

sin negociarlas ni aceptar transacciones sobre ellas

Yo critico al construccionismo social que ignore olímpicamente ese pasado,

mío y de tantos otros,

de orientación psicoterapéutica marxista,

en el que hicimos cosas como abrir los manicomios y,

Y no lo critico por un gesto de narcisismo herido,

sino por sus consecuencias prácticas

Si ya entonces topamos con los límites de nuestra psicoterapia revolucionaria,

comprobando que los locos liberados de sus cadenas seguían siendo casi igual de locos,

¿a qué repetir el proceso unos años más tarde sin elaborar la experiencia

? Algo faltaba en aquel modelo nuestro que sigue faltando en los modelos socioconstruccionistas pero que,

está presente en el pensamiento de Raúl y en esta obra: una reflexión seria sobre la familia como elemento intermediador entre la sociedad y el individuo

Es decir,

un “adaptador específico” entre la instancia opresora general que es la sociedad,

definida por relaciones de poder,

y la instancia oprimida singular que es el individuo sintomático,

bloqueado en sus procesos de nutrición relacional

Llenar ese vacío conceptual fue lo que significó para mí el descubrimiento de la terapia familiar,

en un viaje que realicé en la compañía de muchos otros colegas,

principalmente del sur de Europa,

y que no voy a deshacer porque en Estados Unidos y sus áreas de influencia cultural se haya impuesto la moda socioconstruccionista

No quiero dejar de repasar “a mi manera” (F

Sinatra,

fecha indeterminada) lo que Medina destaca como seis fundamentos de su modelo,

la terapia familiar crítica: la epistemología,

Son una magnífica ocasión para,

avanzando en este “diálogo”,

asomarme a mis principales obsesiones sobre lo que debe y no debe ser la terapia familiar

Como fundamento epistemológico,

el autor define al terapeuta con una expresión con la que no puedo estar más de acuerdo: experto modesto

De hecho,

yo llevo veinte años proponiendo que nuestra práctica se encuadre en dos principios básicos,

resultado de la conciencia de la fuerza sanadora de la palabra,

producto de la constatación de nuestra pequeñez ante la inmensidad de los recursos del ecosistema

es necesario dirigir una mirada a la historia del pensamiento humano para comprobar que,

lo que nos parece el último berrido de la moda epistemológica,

no es sino una nueva versión de propuestas casi tan antiguas como la humanidad

Raúl cita a Heráclito y,

ese autor pronunció su célebre panta rei,

como expresión del carácter cambiante de la realidad,

confirmado con su afirmación de que “no podemos bañarnos dos veces en el mismo río”

Y Parménides aseguraba que “todo está en el lenguaje”

¿Les sonará a los postmodernos

? Existen bases para afirmar que la historia de la filosofía es un sucederse de etapas objetivistas (Tales y Demócrito,

Aristóteles y los neoaristotélicos,

Tomás de Aquino,

Descartes,

) y subjetivistas (los sofistas y Sócrates,

Platón y los neoplatónicos,

cuyas últimas ediciones estarían representadas por el positivismo moderno y por el postmodernismo

Las reglas del juego serían que cada nuevo giro,

lejos de descalificar a los anteriores,

los integraría en propuestas de mayor complejidad,

y que siempre quedaría abierta la puerta a un futuro 9

respetuoso con la condición anterior

¿Qué nos deparará el futuro a los terapeutas familiares

un nuevo giro objetivista (¡coincido con Medina,

nunca una vuelta atrás al realismo ingenuo

de acuerdo con José Antonio Marina,

yo sugiero se llame ultramodernismo

¡Qué razón tiene el autor al reivindicar el fundamento emocional de la terapia familiar

! Por eso él y yo coincidimos con Maturana en considerar al amor como lo definitorio de la condición humana

Pero estamos hablando,

de un amor complejo que trasciende al amor romántico y que integra,

a lo cognitivo y a lo pragmático: la nutrición relacional,

motor de la construcción de la personalidad individual en el contexto de los sistemas de pertenencia y,

En cuanto al fundamento cultural,

difícilmente podría sustraerse a la reflexión de un autor latinoamericano responsable y serio

Por eso la terapia familiar crítica de Medina nace con una voluntad de afirmación frente a los dictados de la moda imperante al norte de Rio Grande

El postmodernismo light y políticamente correcto norteamericano no tiene mucho que hacer con las lacerantes realidades latinoamericanas

Sin embargo,

la cultura tampoco puede convertirse en una garantía de absoluta legitimidad

Toda cultura tiene sus horrores,

llámense piras inquisitoriales,

atentados suicidas o las distintas manifestaciones de feroz sexismo,

y las latinoamericanas no escapan a esa ley

Pero es desde dentro de ellas desde donde deben generarse los procesos correctores adecuados,

y en ese marco debe encuadrarse la obra que nos ocupa

El fundamento histórico es,

particularmente importante en esta línea de afirmación diferenciadora de la terapia familiar crítica

De las palabras de Raúl se deduce una plena coincidencia con mi postura: somos seres históricos,

no somos esclavos del pasado porque poseemos la maravillosa capacidad de redefinirlo desde el presente

Sin esclavizarnos,

la historia está presente tanto en nuestra actividad narrativa subjetiva como en nuestra práctica profesional y en nuestra correspondiente reflexión teórica

Ocurre,

que el origen estadounidense de la terapia familiar,

así como de sus desarrollos postmodernos,

les ha imprimido un sesgo “ahistórico” coherente con dicha cultura,

en la que no existe el peligro de esclavitud del pasado,

pero sí del presente (¿qué otra cosa es,

Un ejemplo ilustrativo: en el resto del mundo (Europa,

Asia y América Latina) existen películas históricas,

pero en Estados Unidos existen “historias peliculeras”

La terapia familiar crítica se propone como histórica,

Nadie ni nada más lejos que Raúl Medina y su obra de los lugares comunes de lo políticamente correcto

el fundamento político de la terapia familiar crítica es incuestionable

Una política entendida como el compromiso de poner límites a los que pretenden constreñir la libertad,

pero con inteligencia (yo diría “inteligencia terapéutica”),

recurriendo a estrategias de consenso,

La estrategia del sauce frente a la del rectilíneo ciprés,

O simplemente,

puesto que estamos en México,

Y por último,

muy relacionado con todo lo anterior,

un fundamento ético que nos recuerde constantemente por qué y para quién trabajamos

Quizás en América Latina,

o al menos en la mayoría de sus países,

se esté aún a tiempo de adecuar la terapia familiar al discurso oficial sobre el maltrato,

algo que la tiranía de la corrección política,

convertida en feroces códigos estalinistas,

hace casi imposible en Estados Unidos y Europa

Proteger a los niños maltratados no debe implicar ensañarse con sus familias maltratadoras,

al igual que la prevención de la violencia de género no debe limitarse a la protección de la víctima y el castigo 11

Las estadísticas de los programas basados en estos principios son demoledoras en cuanto al aumento del maltrato infantil y del número de mujeres muertas a manos de sus parejas

Es difícil hablar de estas cosas en el país de Ciudad Juárez,

además de reprimir la delincuencia,

la lucha contra el maltrato familiar requiere un compromiso ético con la pareja y con la familia,

y la terapia familiar crítica está en la mejor posición para llevarlo a cabo

Leer un buen libro es siempre una aventura fascinante,

llena por igual de sobresaltos (básicamente epistemológicos,

si estamos hablando de un ensayo) y de alivios segurizadores

Le deseo a quien se adentre en esta obra la mejor experiencia de ese tipo

Ocasiones no le faltarán,

como por ejemplo cuando le salgan al paso las “preguntas estúpidas”,

ese genial invento de Raúl Medina

Pero no quiero revelar el final,

Adelante y explora por ti mismo,

Juan Luis Linares

Agradecimientos y Reconocimientos

ste libro es el producto de una investigación clínica de largo plazo,

que inicia desde mi propia formación como psicólogo y continúa en varias etapas,

la maestría en terapia familiar en Barcelona,

el doctorado en psicología social en Madrid y Oxford,

la estancia posdoctoral y residencia en Cambridge,

Inglaterra,

el ingreso como profesor-investigador a la Universidad de Guadalajara,

México,

la creación del Instituto Tzapopan y por supuesto la práctica clínica

Éstas son acciones académicas y clínicas que forman parte de mi currículum,

pero cada una está conformada de relaciones interpersonales

He coincidido y conversado con personas,

cara a cara y mediante artículos,

Dichas conversaciones han ampliado y enriquecido mi perspectiva sobre la psicoterapia

En esta contextualización quiero agradecer a mis maestros,

José Ramón Torregrosa (Madrid),

Tomás Ibáñez (Barcelona),

Ron Harré (Oxford) y Colin Fraser (Cambridge) quienes desde la psicología social me introdujeron al campo de la teoría de la ciencia

Por otra parte,

Juan Luis Linares se convirtió en la persona que me indujo de forma seria al campo clínico desde el consultorio y sus extraordinarias publicaciones,

que me han provocado conversar explícitamente con su postura

Ricardo Ramos me abrió la puerta a su práctica narrativa

Félix Castillo me amplió la perspectiva de intervención con su cosmovisión integradora de varios modelos

La sabiduría y carisma de Lynn Hoffman y Harelen Anderson me hicieron incorporar una posición crítica para el modelo sistémico

White influyó enormemente en mi estilo y abrió el camino para explorar las ciencias sociales a favor de la psicoterapia

En el contexto de la Red Española y Latinoamericana de Escuelas Sistémica (Relates),

coincidido con una diversidad de expertos profesionales y clínicos con quienes he aprendido mucho sobre la psicoterapia relacional,

cabe mencionar al argentino Marcelo Ceberio quien desde su estilo personal ha redefinido con un especial sentido de creatividad latina a la emblemática psicoterapia breve de Palo Alto

Regina Giraldo,

me ha hecho ver cómo intervenir sistémicamente con la pobreza y violencia cultural que se expresa en las relaciones familiares

Roberto Pereira,

como parte del contexto vasco y su formación psiquiátrica presenta siempre una postura conservadora y cautelosa que intenta conciliar el paradigma psiquiátrico con el sistémico

Desde Perú,

José Antonio Pérez del Solar,

de forma pragmática y eficaz,

me enseña las bondades del enfoque sistémico en contextos no clínicos

Mis colegas de Chile y Brasil,

Sandro Giovanazzi,

Claudia Lucero y Olga Falceto coinciden en integrar al sistémico otros modelos que despierten la creatividad cultural en psicoterapia para establecer un vínculo más contundente con nuestros clientes

En casa he aprendido de muchas personas,

sobre todo con aquellos que iniciamos proyectos entorno a la psicoterapia relacional,

tanto en el campo clínico como académico

Sobre salen Sofía Ibarra,

Berenice Torres y Rosy Peña quienes han sido mis co-terapeutas de decenas de casos,

varios de ellos plasmados en esta publicación,

ellas me enseñaron la diferencia de género,

las perspectivas de la mujer en la intervención sistémica o narrativa enriqueció mi labor como terapeuta

Además Berenice me sorprendía con su intuición sistémica para detectar en poco tiempo la trama familiar

Sofía me hacía ver lo importante de ordenar minuciosamente el proceso psicoterapéutico,

y Rosy es una de las terapeutas con mayor potencial por su gran inteligencia integradora

Mis alumnos han sido otra fuente de inspiración,

quienes ahora se han incorporando al proyecto Tzapopan y la Universidad de Guadalajara,

entre muchos cabe mencionar la 14

la inteligencia de Juan Hernández,

la destreza compleja de Juan Carlos Gutiérrez,

la alta percepción de Mariano Castellanos y la inteligencia emocional de Mara Camarena (quien hoy forma parte de mi vida emocional y familiar)

En este contexto,

las personas y familias que han acudido a mi consulta y compartieron sus historias no solo se convirtieron en un reto para poder resolver junto con ellos sus dilemas,

sino también me sorprendieron con la infinidad de recursos que tienen para salir adelante

Otros escenarios de aprendizaje y crecimiento que influyeron en mi estilo terapéutico plasmado en esta publicación han sido mis amigos y familia

Mis amigos son muchos y de diversos grupos,

varios ya he mencionado antes,

han sido mis maestros y alumnos y se han convertido en mi círculo más cercano

Cabe mencionar a Esteban Agulló quien me ha acompañado en muchas etapas de la vida,

además de enseñarme a trabajar desde la lógica europea

De Puerto Vallarta Remberto Castro,

Esperanza Vargas y Rocío Preciado,

también me han acompañado y pertenecen al grupo con quien comparto el trabajo académico

Se suman a este círculo cercano,

Karla Contreras y Elda Ruiz quienes son mis alumnas más brillantes de la licenciatura en Psicología del Centro Universitario de la Ciénega

Sobre mi familia,

reconozco en ellos su aportación a mi identidad personal que se expresa en mi estilo de enseñar y hacer terapia

Mi padre,

desde su perspectiva crítica me enseñó a trabajar con constancia,

Mi madre,

Esperanza,

me introdujo con una visión emprendedora y positiva de la vida

Mis hermanos Arturo,

Sandy y Chely son la expresión más diversa que invitan a la reflexión y tolerancia,

en ellos he encontrado siempre apoyo incondicional a mis proyectos más extravagantes

Maguie quien está en mi recuerdo,

me enseñó a construir un proyecto de vida con certeza e inteligencia y 15

me heredó lo más preciado de mi vida,

quienes son mis maestros más críticos y la motivación más contundente para seguir adelante y nunca claudicar

A todo ellos mi más profunda agradecimiento y reconocimiento en su colaboración para la construcción de esta publicación

Índice Prólogo de Juan Luis Linares

La tensión entre la modernidad y la postmodernidad

psicología social crítica y terapia familiar

¿una promesa incumplida

en el marco de la postmodernidad

Las redes de apoyo mutuo como forma alternativa de generación de bienestar social

La reflexión epistemológica en torno a la investigación de la familia en el marco de la tensión entre modernidad y postmodernidad

Etnicidad,

familias y pobreza en Latinoamérica: más allá de la tensión entre modernidad y postmodernidad

¿Qué significa ser terapeuta familiar en un contexto como Latinoamérica

Trabajo y labor emocional

GRANDES REVOLUCIONES: MÉTODOS PARA LOGRARLO

Contexto teórico y de intervención

un problema en torno al género

El sistema familiar,

desde el análisis intergeneracional

CAPÍTULO VIII La Persona como Actor: La “Resistencia” como Recurso Psicoterapéutico en Adolescentes con Trastornos de Alimentación

solo asistieron Sara y la madre

Tercera Parte: LAS FORMAS CULTURALES Y EL FUTURO DE LA TERAPIA FAMILIAR

Las psicoterapias

Sociología Clínica

Terapias sistémicas y narrativas

Psicología Social de la Salud

La Terapia Familiar Crítica

Introducción

Qué nos hace cambiar

? ¿Cómo podemos provocar el cambio en las personas

? ¿De qué está hecho el cambio

? Una de los misterios más acuciantes que ha enfrentado la humanidad es el fenómeno del cambio,

en especial sobre la condición humana

Desde que aparecen las ciencias,

éstas han tenido como objetivo encontrar y conocer las leyes que rigen el cambio

Existen cientos de explicaciones de las posibles leyes o “poderes” que generan cambios en las personas desde la filosofía,

la psicología y hasta la biología

Actualmente se distinguen tres paradigmas que parten de creencias distintas sobre la naturaleza del cambio

Los que creen que el cambio se rige por regularidades,

y buscan en la lógica causa y efecto o sistémico-cibernética su explicación con el fin de predecir los acontecimientos hacia el futuro

Otros señalan que el cambio es permanente y relativo y no está sujeto a regularidades,

por lo que su comprensión la dan en términos dialécticos o existenciales con el fin de construir el futuro

Por otra parte,

están los que concilian ambas posturas,

y presentan a la teoría de la complejidad o la visión binocular haciendo énfasis en la interdisciplinariedad

Las psicoterapias se han convertido en las disciplinas que se han enfocado con mayor interés a este fenómeno,

para su explicación y sobre todo para intervenir sobre la persona para que ésta cambie

Desde que se iniciaron las primeras aproximaciones psicoterapéuticas a finales del siglo XIX hasta la actualidad,

se han constituido decenas de psicoterapias,

las cuales están íntimamente ligadas a los paradigmas antes señalados (Feixas y Miró 1993

Snyder e Ingram,

Todas han contribuido,

desde su propia lógica y metodología a dar explicación sobre el malestar 25

y mediante la intervención ponen en operación todo un conocimiento,

tácito o explícito,

sobre las leyes que rigen el cambio

Cada una desde un paradigma que los conduce a ver y actuar modestamente ante una pequeña parte de la complejidad de la persona

Tal complejidad,

imposible de presentar en una sola teoría,

tiene muchas aristas que están íntimamente vinculadas,

desde cualquier parte se puede inducir,

provocar o iniciar el cambio en las personas

cualquier psicoterapia tiene que contener una cláusula que exprese abiertamente de sus limitaciones empíricas,

y debe de estar abierta siempre a la posibilidad de nuevos replanteamientos y de ampliar perspectiva en la comunicación con otras psicoterapias,

todo ello por el simple hecho de que el cambio es imposible explicarlo en una sola teoría

Desde esta reflexión y auto-crítica se encuentra situada la propuesta de esta publicación,

sin caer en el relativismo puro,

presentamos aquí un modelo teórico,

conceptual y varias metodologías de intervención que explican y promueven el cambio en las personas,

sobre todo aquellas que manifiestan un sufrimiento personal y que quieren cambiar

El Instituto de Investigaciones Mentales (MRI siglas en Inglés) de Palo Alto California,

festejó en el 2009 su 50 aniversario con un magno evento

Don Jackson y Gregory Bateson iniciaron en 1959,

las primeras investigaciones sobre esquizofrenia,

que generarían lo que hoy conocemos como terapia familiar sistémica (tfs)

Dicha investigación estaba orientada por la hipótesis de un vínculo comunicacional entre las personas con un síntoma y su familia

Bateson (1992,

1993b),

regido por el modelo sistémico-cibernético,

partía de la creencia de que la mente humana y su contexto estaban relacionados mediante patrones circulares relacionales

Los patrones se 26

regían por una serie de axiomas de la comunicación humana,

que advertían cierta complejidad de las relaciones humanas

Este pensamiento,

el concepto de enfermedad mental y la forma metodológica de su investigación e intervención

Así inició el viaje que conocemos como la terapia familiar

La terapia familiar desde su nacimiento hasta nuestros tiempos ha venido evolucionando de forma dinámica,

en conocimientos sobre los síntomas y formas de intervención,

así como en sus aspectos ontológicos y epistemológicos

En su corta historia,

se pueden advertir tres cambios de creencias sobre la naturaleza de los problemas psicológicos: los sistémicos-cibernéticos de primer orden (el síntoma tiene la función de darle equilibrio al sistema),

los sistémicos-cibernéticos de segundo orden (los síntomas son expresiones individuales de que el sistema al que pertenecen existen pautas relacionales caducas,

por lo que se requiere de cambios cualitativos)

los construccionistas sociales (los síntomas se construyen en los discursos compartidos)

Estos cambios paradigmáticos han conducido a que aparezcan diversas escuelas en estilos y propuestas de intervención

Sin embargo,

se siguen identificando como terapeutas familiares: la terapia breve,

el equipo reflexivo entre otras más,

en el marco de este gran concierto diverso,

lo que nombro la terapia familiar crítica (tfc)

Confieso que esta publicación tiene la influencia de múltiples voces,

tal como lo mencioné en los agradecimiento,

y se suman otros desde su lectura como la de Harré (1989),

Gergen (1985,

Foucault (1983),

Wittgesntein (1988),

Kuhn (1990),

Vygostsky (1987,1989),

Mead (1972),

Bateson (1992,1993a y 1993b),

Minuchin (1990),

Haley (1980),

Selvini y otros (1986,1999),

Linares (1996,

Castillo (2009),

Ramos (2001),

Ceberio (2007),

Hoffman (1990),

Anderson (1999),

White y Epston (1993),

Boscolo y Bertrando (1996)

Las propuestas que presento aquí son el producto de una conversación constante con los autores y colegas,

y con nuestros clientes y sus familias

Esta publicación se compone de una mezcla de trabajos inéditos y otros artículos que he publicado en diversos libros y revistas a lo largo de una década (Medina,

Medina 2000b,

Medina,

Medina 2005,

Los cuales he reelaborado el contenido de estos con los nuevos avances y la crítica recibida con el objetivo de conseguir un conjunto coherente que conduce a la propuesta que denomino Terapia Familiar Crítica

El subtítulo de esta obra refiere a Cambios modestos,

conceptualización tomada como metáfora puesta al servicio de la psicoterapia

Aunque contiene muchos significados,

aquí me referiré a cambios cualitativos realizados por personas bajo una posición crítica

Es decir,

enfrentar un sistema requiere,

flexible y corresponsable que permita visualizarse en torno a dichos escenarios

Gandhi en la India,

Nelson Mandela en Sudáfrica,

son dos figuras emblemáticas que enfrentaron con inteligencia un sistema de poder y control,

que pudieron romperlo para restaurar toda una sociedad alternativa

Integramos esta idea como metáfora a la propuesta psicoterapéutica,

en el sentido de que cualquier persona tiene la posibilidad de generar cambios modestos,

que conduzcan a grandes revoluciones en su contexto inmediato

Para ello,

se requiere contar con varios ingredientes,

uno es conceptualizar a la persona como actor y no como rehén de su historia o circunstancias

A pesar de que concebimos a la persona como vinculada a los otros,

como “un yo relacional” (Gergen,

y tenga su anclaje en la cultura a la que pertenece,

sin desestimar estos aspectos estructurales de orden,

se debe conceptualizar a la 28

persona como actor inteligente capaz de decidir,

poner límites y contribuir de forma importante en la generación de narrativas y escenarios más amables

Otro de los ingredientes en el marco del trabajo psicoterapéutico,

es buscar los recursos del cambio en la propia historia relacional de la persona y el contexto inmediato donde vive

Por otra parte,

no cualquier cambio genera una revolución,

o un cambio cualitativo en la vida de una persona o una familia

En el transcurso de esta obra,

el arte de la psicoterapia se centra tanto en resolver un síntoma o problema,

como en establecer un cambio de paradigma sobre las relaciones desde donde se construyó el síntoma mediante la posición crítica

se sobreentiende una serie de valores y creencias como la intolerancia y la desigualdad de género

En una depresión,

una anorexia puede estar implícita una concepción sobre lo que debe de ser el matrimonio,

En cierta medida,

cada uno de los capítulos de este libro,

independientemente del tema en específico que trate,

va implícita la posición crítica,

como el eje desde donde se da el efecto terapéutico,

pero sustantivos en el andamiaje donde se soportan los síntomas

El fundamento teórico de este libro es la filosofía y las ciencias sociales,

en especial la filosofía posestructural y pospositivista que le da importancia al lenguaje y su conexión con formas de vida particulares

Y sobre las ciencias,

sociológica y psicología social han sido un gran recurso que nos permitieron dibujar esta propuesta

Tal como lo advertirán en cada uno de estos capítulos,

algunas de estas teorías sociales transferidas al contexto clínico,

han sido verdaderas fuentes de inspiración para la generación de un estilo psicoterapéutico propio que sostiene lo que denominamos terapia familiar crítica (tfc)

Cambios modestos,

grandes revoluciones está organizado en tres partes

La primera contiene cuatro capítulos en los cuales se delinean las creencias ontológicas y los elementos epistemológicos

El capítulo I establece los fundamentos generales de la terapia familiar crítica,

para ello se presenta una conversación con cinco autores emblemáticos de la terapia familiar,

de ahí se parte y se proponen pequeños,

pero significativas aportaciones a este campo donde se incluyen seis fundamentos que sustentan la posición crítica para la terapia familiar que proponemos aquí

El capítulo II presenta al construccionismo social como pensamiento psicosocial de larga tradición,

como el eje epistemológico que da forma a nuestra propuesta psicoterapéutica

El capítulo III muestra el estado de la investigación social sobre la familia,

como objeto de estudio y grupo empírico para que el psicoterapeuta conozca la complejidad a la que se enfrenta e interactúa y evite caer en reduccionismo ingenuos que pueden sesgar el quehacer psicoterapéutico

En el capítulo IV invitamos a viajar por el fascinante mundo de las emociones,

donde presentamos las investigaciones sobre las emociones más relevantes desde la biología,

estética y la terapia familiar para considerarlas como un campo empírico transversal que impacta en todas las demás funciones psicológicas (cognición,

pero también en la construcción de una familia nutriente,

una comunidad incluyente y hasta un estado de bienestar,

convirtiéndose en el fundamento crítico básico de la Terapia Familiar Crítica

La segunda parte comenta las propuestas puntuales de intervención

El capítulo V muestra una técnica psicoterapéutica que denominamos el diálogo terapéutico en torno a preguntas estúpidas,

la cual se fundamenta en la etnometodología,

que nos permite navegar en el discurso tácito (cultura familiar e identidad personal),

Se analizan diferentes dimensiones de 30

la realidad a partir de la práctica cotidiana de las propias familias,

hasta las más particulares como actitudes,

El capítulo VI,

parte de la externalización del problema de White y Epston,

se resalta el uso de metáforas locales que el propio cliente propone para ayudar a la externalización del problema y empoderar a la persona

Se detalla la relación entre los conocimiento particulares con los universales,

y se justifica la importancia y el rol que juega la cultura local en la globalización

En el capítulo VII se evidencia el peso de los relatos históricos con el fin de generar una diferenciación sustantiva entre lo que fuimos y somos en la actualidad,

con el fin de generar un olvido terapéutico

Se profundiza en el concepto de histórica,

y se distingue del de memoria,

para situar el relato histórico como un escenario relacional que se negocia en el presente

Por último,

el capítulo VIII mediante el trabajo en adolescentes con problemas de alimentación,

se redefine la rebeldía para convertirla en resistencia política,

y con ello utilizarla como un recurso terapéutico

Distinguimos entre resistencia pasiva y resistencia activa,

esta última nos permite visualizar a partir de la investigación clínica,

la constitución del self activo

En otras palabras,

se tiene como campo empírico la adolescente,

una niña en transformación hacia una joven adulto,

ampliando su consciencia social

Es decir,

desde el contexto clínico se estimula a la niña a convertirse en una joven adulto,

capaz de establecer una resistencia activa para que acceda a negociar su identidad de forma inteligente con los demás

La tercera parte y última,

El capítulo IX analiza los elementos culturales implícitos que contienen las psicoterapias

En especial exponemos el caso de la psicoterapia breve,

la terapia familiar estructural,

el equipo reflexivo y nuestra propuesta de terapia 31

En él se defiende la idea de que cada estilo psicoterapéutico,

aparte de sustentarse en un modelo teórico conceptual,

está hecho de elementos locales particulares que le dan pertinencia y sentido contextual

Esto es,

cada psicoterapia de forma implícita contiene una lógica cultural que le permite ser comunicable y accesible a su propia comunidad,

en ello la psicoterapia encuentra su contundencia en la intervención

Por último,

el capítulo X refiere brevemente a lo que suponemos será el futuro de la psicoterapia relacional o terapia familiar: psicología social clínica

Las razones que nos lleva a tal predicción,

es la propia evolución histórica que ha tomado la terapia familiar: diversos estilos desde dos modelos,

el sistémico-cibernético y el construccionista social

Todos bajo un denominador común,

son psicoterapias que establecen un vínculo estrecho entre lo social y lo psicológico,

sin reducir la explicación a uno u otro campo,

Por ello,

situamos el futuro de la terapia familiar,

porque puede encontrar en ella su fundamentación disciplinar,

desde donde se organizaría la investigación sistematizada en torno al trabajo clínico y permitiría la comunicación ordenada con otras ciencias como la medicina o la antropología

Este futuro derrotero de la terapia familiar puede convertirse en una propuesta seria de servicio de salud pública dirigida a grandes poblaciones,

con mayor contundencia en resultados y ahorro de gasto a los gobiernos que las actuales políticas de salud institucionalizadas

Esto es Terapia Familiar Crítica: Cambios modestos,

Como propuesta psicoterapéutica pretende entablar con nuestros lectores un diálogo abierto,

una conversación reflexiva crítica,

con el fin de seguir abiertos a posibles replanteamientos

PRIMERA PARTE TERAPIA FAMILIAR CRÍTICA: Creencias y Fundamentos

CAPÍTULO I Fundamentos y Objetivos de la Terapia Familiar Crítica

l presente apartado esboza seis fundamentos que sustentan la posición crítica para la terapia familiar,

como condición para que se dé el esperado cambio terapéutico

Para ello,

primero comparto un diálogo permanente con autores de la terapia familiar contemporánea que han influido e inspirado en mí en los últimos quince años,

para dibujar esta propuesta que denomino terapia familiar crítica

Conversación con Juan Luis Linares: El diagnóstico como interacción y marco social organizado El diagnóstico médico ha sido un gran avance para resolver innumerables problemas biológicos,

la medicina moderna encuentra en el diagnóstico una metodología que genera orden conceptual a lo desconocido y organiza la práctica médica para resolver problemas

Ha sido tal el impacto del diagnóstico que se ha convertido en un modelo a seguir en otras disciplinas como la economía,

la sociología y la psicología,

Todos hablan de diagnóstico como forma de abordar una realidad e intervenir sobre ella

Juan Luis Linares (1996),

si bien señala que la narrativa y la identidad son producto de la condición sociohistóricas,

defiende la idea de que el diagnóstico como método clínico es fundamental en la psicoterapia,

a pesar de los peligros que guarda y el rol que puede jugar el etiquetaje

Aunque Linares está en contra de la tradición psiquiátrica,

justifica la organización conceptual como método clínico que no podemos evitar,

Linares (1996) señala “posible o no,

los terapeutas aplican juicios 35

destacando entre ellas significativas diferencias

Simplemente no pueden evitarlo […] La intención implícita es liberar a la función interpretativa de los groseros efectos del modelo médico de enfermedad,

contrarrestar la creación de chivos expiatorios que comportan el “etiquetaje” psiquiátrico y evitar la pretensión de un grado de exactitud que no poseemos

No obstante,

muy claros: no hay modo de soslayar la responsabilidad de conceptualizar y categorizar tipos familiares

Por esta razón,

Linares nos revela que,

en el plano de la psicopatología es necesario intervenir bajo hipótesis relacionales que nos permita encuadrar a un patrón relacional al síntoma

Sin embargo,

retoma la advertencia de Bateson quien señaló que el diagnóstico y con ello las etiquetas se convierten en explicaciones dormitivas

Aunque Linares (1996),

desde la misma epistemología sistémica revira para señalar que “el diagnóstico sistémico no es,

otra cosa que el proceso que permite relacionar singularidad y redundancia en el campo del sufrimiento psíquico y la interacción disfuncional” (p

pasando por el mismo Bateson con el doble vínculo,

hasta las relaciones simétricas y complementarias para relacionarlas con algún tipo de síntoma

Ante tal defensa del diagnóstico,

Linares parte de la nosología psiquiátrica,

para reconceptualizarlas como “causa” de un patrón relacional determinado

Pero advierte que su propuesta diagnóstica no debe de ser leída como rígida,

sino como “metáforas guía” que excluya “radicalmente cualquier rigidez desde posiciones que integran conceptualmente la complejidad y la incertidumbre […] Estas dos cualidades,

son dos buenos atributos de una tipología para la psicoterapia” (p

Con esta frase Linares se perfila 36

como uno los construccionistas sociales más sutiles y finos de la terapia familiar

Debemos de aceptar que todo psicoterapeuta trabaja con marcos conceptuales para su intervención

En cambio nos preguntamos ¿qué puede conducir a que un diagnóstico se convierta en una explicación dormitiva

? Que los diagnósticos sean leídos con ingenuidad realista,

como fenómenos independientes de quien los nombra y a quien se refieren,

y por consiguiente como representaciones fieles a la realidad (como fenómenos ahistóricos)

De acuerdo con la epistemología contemporánea (Kuhn,

se dice que ningún modelo científico puede sustentarse en la representación fiel a la realidad,

y mucho menos pretender tener la verdad absoluta

Las teorías científicas refieren modestamente a una realidad,

Por lo tanto,

volvamos a Linares para recordar que,

el diagnóstico en el campo de la psicoterapia se debe considerar solo como una “metáfora guía” que organiza la intervención,

o retomemos la vieja frase de Korzkski (1933): “el mapa no es el territorio”

Pero entonces,

¿de qué están hechas las teorías científicas y con ellas los diagnóstico

? Aunque se tenga como referencia la realidad,

los problemas que la estudian,

al ser conceptualizados mediante teorías se convierten en elaboraciones sociales,

en el sentido de que son hechas por comunidades científicas por medio de paradigmas bien fundamentados en todos los niveles del conocimiento

Los fenómenos o problemas psicológicos a que refieren,

tales como los gritos o alucinaciones de una persona,

el sentimiento de desesperanza,

al ser estudiados y tipificados ingresan a la esfera de lo social,

la comunidad científica les da sentido,

los diagnostica mediante los modelos y métodos que ellos mismos han generado,

lógica paradigmática,

diseñar las técnicas de intervención para resolver el problema

Cada comunidad (psiquiatras,

sistémicos) concede un orden conceptual que permite ver el fenómeno de una determinada forma (y no de otra),

además de organizar toda la práctica de intervención

Esta breve reflexión filosófica sobre la naturaleza de las teorías nos posibilita advertir que ante el uso de diagnósticos,

se requiere sumar a la posición flexible y de imperfección que sugiere Linares,

una posición terapéutica colaborativa,

por la naturaleza social de las teorías y los sujetos a los que nos referimos

Al hilo de la reflexión anterior,

sobre el diagnóstico en el campo psicológico,

es necesario agregar otro grado de complejidad,

hacer una distinción ontológica y epistemológica sobre los diversos diagnósticos acorde a la esfera de la realidad a la que alude

Cuando hablamos de lo psicológico,

es fundamental reconocer su naturaleza social

Al respecto Ibáñez (1994),

sobre la investigación psicosocial,

señala que al ser personas nuestros sujetos de estudio,

al referirnos a ellos se establece una interacción donde nos afectamos mutuamente,

se puede hacer un tipo de efecto ilustrativo en los sujetos de investigación

Si a esta reflexión la transferimos al campo clínico,

los diagnósticos impactan en la persona por varias razones,

porque la persona interactuará con la etiqueta y con el experto que se la asignó

Esto implica una complejidad del diagnóstico y del trabajo clínico en general,

que debemos de aceptar y reconocer para establecer métodos que admitan intervenir sin que el experto caiga en una ingenuidad realista rígida e impacte en los clientes como una explicación dormitiva,

por lo que es necesario convertir el diagnóstico en un recurso psicosocial con fines terapéuticos

Al respecto Hacking (2001) desde la filosofía de la ciencia nos presentan un argumento psicosocial del diagnóstico

Hacking 38

Como estados indiferentes quiere decir fenómenos no humanos que al ser diagnosticados no les afecta el diagnóstico,

son indiferentes a la etiqueta

Por ejemplo,

una célula después de muchos estudios puede ser diagnosticada como cancerígena,

esta etiqueta no afecta a la célula en sí,

es indiferente a lo que diga el doctor,

seguirá su cursos lógico a la enfermedad,

a no ser que el doctor intervenga para eliminarla o controlarla,

en ese momento la célula generará ciertas resistencias a la intervención,

indiferente no significa pasivo,

seguro se resistirá al tratamiento,

acorde a su naturaleza netamente biológica

Por otra parte Hacking (2001) menciona como diagnósticos interactivos a los que se refieren a aspectos humanos

Aclara que hay una distinción ontológica sobre la clase de objeto y fenómenos al que nos enfrentamos,

la célula es una clase natural mientras que las personas son sociales,

la primera posee cualidades predeterminadas por el nivel de evolución,

y aunque tiene capacidad para procesar información,

dicho comportamiento está limitado a su nivel evolutivo

Mientras que las personas procesan información y generan significados,

debido a que los vuelven más complejos y no se constriñe a una predeterminada reacción,

de actuar con cierta conciencia,

planear y construir escenarios relacionales

Por el simple hecho de que conserva la cualidad de verse a sí mismo en relación con los demás,

un diagnóstico generará un tipo de relación con su diagnosticador mediante la etiqueta de mayor complejidad que una célula

Para continuar con el ejemplo anterior,

al diagnosticar una célula cancerígena,

si la contiene un cuerpo humano,

entonces el diagnóstico es un doble efecto,

una estado natural indiferente,

como una persona que tiene cáncer,

en ese momento el diagnóstico se complejiza,

como diría Hacking (2001) en un diagnóstico interactivo con efectos dialécticos donde se pueden establecer cambios en ambas esferas de la realidad

Es decir,

la etiqueta afectará a la persona y esta cambiará entorno al diagnóstico,

Perjudicará al mismo tiempo a la célula

¿Cómo una palabra puede tener tanto poder para cambiar el comportamiento de tanta gente e incluso a estados naturales

? Las palabras además de la función de nombrar o referir a una realidad,

poseen el poder de organizar escenarios sociales pragmáticos entorno a dicha palabra

El efecto de construcción de la realidad surge en esta organización

Por lo tanto,

el diagnóstico al ser interactivo produce “marcos sociales organizados” (Shotter,

Por ejemplo,

los expertos en el cáncer cuentan con protocolos,

prácticas sociales que conducirán e interactuarán con aquella persona portadora de cáncer

Su familia entablará una relación particular entorno a la etiqueta y toda la comunidad donde dicha persona interactúa cotidianamente

En otras palabras,

el diagnóstico se funde en los diversos marcos sociales que se organizan,

y la persona etiquetada lidiará con los marcos sociales organizados entorno al mencionado diagnóstico

Lo interesante es que al ser un diagnóstico interactivo,

por encontrarse en la esfera de lo humano,

esa capacidad de la persona de verse entorno a los marcos sociales organizados,

afectará a la vez a los estados naturales (psicosomático)

Es decir,

ampliar la efectividad del medicamento,

para prolongar la vida o para que se acelere la enfermedad

Si el diagnóstico psicológico es de cualidad interactiva y a la vez genera marcos sociales organizados,

esta idea se convierte en un gran recurso para la psicoterapia

Sobre todo para la terapia familiar que aquí presentamos,

con un enfoque psicosocial que nos permite ampliar nuestro campo de análisis e intervención: Por una parte,

de ser idiotas culturalizados (Garfinkel,

a actores corresponsables de su salud,

capaces de incidir en sus contextos inmediatos

Y por otra parte,

nos facilita diseñar para el contexto clínico un marco social organizado,

donde los diagnósticos se utilicen con el fin de facilitar la interacción,

ampliar la participación para los relatos,

visualizar los recursos personales y culturales de la familia

En cada una de las propuestas de intervención que se presentan en esta obra,

no médico o realista ingenuo,

sino aquel que se constituye como medio para ampliar perspectivas

Todo esto redefine,