PDF -PROGRAMA DE HISTORIA DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES - ucmes - Calvocoressi - Historia Politica Del Mundo Contemporaneo
Wait Loading...


PDF :1 PDF :2 PDF :3 PDF :4 PDF :5 PDF :6 PDF :7 PDF :8 PDF :9


Like and share and download

Calvocoressi - Historia Politica Del Mundo Contemporaneo

PROGRAMA DE HISTORIA DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES - ucmes

nebrija mundo contemporaneo pdf haya afectado el rumbo del Mundo Contemporaneo CALVOCORESSI, Peter Historia política del mundo contemporáneo De 1945 a nuestros días, Madrid, Akal, 1987 uab cat Document 266 394 Historia el mon desde una

Related PDF

Mundo Contemporáneo - nebrijacom

nebrija mundo contemporaneo pdf haya afectado el rumbo del Mundo Contemporaneo CALVOCORESSI, Peter Historia política del mundo contemporáneo De 1945 a nuestros días, Madrid, Akal, 1987
PDF

OBJECTIVOS DE LA ASIGNATURA: TEMARIO

uab cat Document 266 394 Historia el mon desde una perspectiva genérica del periodo 1914 1945 e incidiendo especialmente en aquel que engloba desde la posguerra de la segunda guerra mundial hasta el final de la Guerra Fría1991), con algunos apuntes de referencia a la década posterior (1992 2002)
PDF

HISTORIA DEL MUNDO ACTUAL - ucmes

ucm es HISTORIA DEL MUNDO ACTUAL web pdf HISTORIA DEL MUNDO ACTUAL Curso 2014 2015 Dr de Diego García (coordinador) Dr Faraldo Jarillo Dr Marco Carretero Objetivos Análisis del contexto actual en perspectiva histórica con especial atención a la influencia de la historia en las últimas décadas Determinar los principales elementos de la cosmovisión actual
PDF

HISTORIA SOCIAL Y POLÍTICA CONTEMPORÁNEA - urjces

urjc es images Universidad Facultades fcjs HISTORIA SOCIAL Y POLÍTICA CONTEMPORÁNEA PROGRAMA DE LA ASIGNATURA Profesores Paloma de la Nuez Sánchez Cascado y José Fernando Arribas Herguedas PROGRAMA DE LA ASIGNATURA PRIMERA PARTE Tema 1 La Era Contemporánea Características del mundo contemporáneo La crisis del Antiguo Régimen
PDF

GRAD O EN - nebrijacom

nebrija mundo contemporaneo pdf CALVOCORESSI, Peter Historia política del mundo contemporáneo De 1945 a nuestros días, Madrid, Akal, 1987 DUROSELLE, J B Europa de 1815 hasta nuestros días Vida política y relacion es internacionales, Barcelona, Labor, 1967 JOHNSON, P Tiempos modernos la historia del siglo XX desde 1917 hasta la década de los 80, Madrid, 1988
PDF

HISTORIA DEL MUNDO ACTUAL- Grupo 1 - guiasusales

guias usal es FICHASASIGNATURAS4HISTORIA pdf HISTORIA DEL MUNDO ACTUAL Grupo 1 Datos de la Asignatura CALVOCORESSI, P y SUEIRO, S , Historia política del mundo contemporáneo, Madrid, Akal, 1999
PDF

HISTRIA DEL MN ACTUAL - ddduabcat

ddd uab cat pub procur 2002 03 p20698a2002 03 Como textos de consulta para la mayor parte del curso, se recomiendan especialmente las siguientes obras de carácter general CALVOCORESSI, P , Historia política del Mundo Contemporáneo De 1945 a nuestros días, Ed Akal, Madrid, 1987 GARCÍA DE CORTÁZAR, F , y LORENZO ESPINOSA, J M , Historia del
PDF

GUIA DOCENTE DE LA ASIGNATURA HISTORIA CONTEMPOR ÁNEA - ugres

ugr es ~filosofia grado guias 2010 2011 1 historia CALVOCORESSI, Peter, Historia política del Mundo Contemporáneo, Madrid, Akal, 1987 Introducción a la Historia del Mundo Contempráneo, Madrid, Centro de
PDF

PROGRAMA DE HISTORIA DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES - ucmes


PDF

Calvosa - Gerencia de Vendas (Vol 2)

A LIDERANÇA PARA GESTÃO DE PESSOAS - Convibra

PDF Gerência de Vendas Canal CEDERJ Fundação Cecierj canalcederj cecierj edu br 9a9871e2bd0dcf44e1f2e7d3362184c1 pdf PDF Gerência de Vendas Canal CEDERJ Fundação Cecierj canalcederj cecierj edu br 0be0900596332b110ff3520e413f17e7

CALZADO

el calzado del niño - Spapex

El calzado protectivo que se usa en el sitio de tra bajo se diseña para proteger los pies de peligros físicos tales como objetos en desplome, pisando objetos  El calzado en el Vinalopó, entre la continuidad y la ruptura Estudio sobre economía y trabajo en el sector

  1. Hoja Informativa sobre la Seguridad y el Calzado
  2. El calzado en el Vinalopó
  3. calzado de la comunitat valenciana
  4. Cuero y calzado
  5. El gasto en calzado
  6. un país de oportunidades en el sector calzado
  7. Convenio Colectivo para la Industria del Calzado
  8. el calzado del niño
  9. Adhesivos para el calzado
  10. Calzado de seguridad contra riesgos mecánicos

Calzecchi Onesti Leggo Marco e imparo greco.pdf

Non c’è dialogo senza il sostegno spirituale

abbaziadipulsano wp content uploads 2017 01 st R Calzecchi Onesti, Leggo Marco e imparo il greco, Piemme, Casale Monferrato 1993 E G Jay, Grammatica greca del Nuovo Testamento, ed it a cura di R Calzecchi Onesti, Piemme, Casale Monferrato 1998 3 Per

Cam Design and Manufacturing Handbook _ Robert L. Norton

Computer Aided Kinematic and Dynamic Analysis of Cam - IAENG

lionandcompass cam design and manufacturing PDFFree Cam Design And Manufacturing Handbook 2nd Edition download Book Cam Design And Manufacturing Handbook 2nd Edition pdf Learning Gear Essentials from Dudley's Handbook | Machine Wed, 30 Nov 2016 23 53 00 GMT The 3rd Edition of Dudley’s Handbook

Camélidos sudamericanos

Camélidos sudamericanos en Argentina - vetuniceneduar

PDF Los Camélidos Sudamericanos Infoalpacasinfoalpacas pe wp content uploads camelidos aiza pdf PDF Camélidos sudamericanos Vet Comunicaciones vetcomunicaciones ar cam lidos sudamericanos pdf PDF camelidos sudamericanos Heifer Ecuador

CAM- Mjerni sustavi

optical coordinate measurements of parts and - Semantic Scholar

4 stu 2014 Na Slika 5 a) prikazan je mobilni optički mjerni sustav TRITOP sa visokom preciznošću nadzor kvalitete sustav CAD CAM CAQ 4 1 2 Preko povratne veze mjerni sustav obavlja Slično kao i kod CAD sustava, CAM

  1. CAM sustava
  2. cam izrada potpune proteze
  3. brodska postrojenja i sustavi
  4. OBRADNI SISTEMI ZA OBRADU REZANJEM
  5. GNSS mjerni sustavi Trimble
  6. prikazan je mobilni optički mjerni sustav TRITOP sa visokom preciznošću
  7. nadzor kvalitete-sustav CAD
  8. CAM
  9. Preko povratne veze mjerni sustav obavlja
  10. CAM sustav čine elementi koji su međusobno povezani

Cẩm nang IPMAC CCNA

KHOA CÔNG NGHỆ THÔNG TIN ĐỒ ÁN TỐT NGHIỆP Tên - iSpace

PDF Security toàn tập Version 1 2 2012 Tailieuhoctap vndulieu tailieuhoctap vn books cong nghe file goc 767907 pdf PDF Mạng máy tínhmy metadata vn share proxy alfresco noauth api 5 MMT pdf PDF ROUTER Mientayvn mientayvn Bo

Cẩm Nang Luyện Dịch Việt - Anh - Nguyễn Thu Huyền, The Windy

Không còn lo lắng về các triệu chứng dị ứng - Santa Clara Family

CẨM NANG CƯ SĨ Tâm Diệu rơi vào hố sâu mê tín dị đoan khiến tâm bị rối loạn bởi sự sợ hãi pháp luyện tâm, chuyển hoá tâm ô nhiễm thành tâm thanh   Khi tôi bắt đầu luyện thiền thì

  1. Cam Nang Cu Si
  2. Cẩm Nang Thiền
  3. Cẩm Nang Lớp Mẫu Giáo
  4. cao tăng dị truyện
  5. CẨM NANG
  6. Không còn lo lắng về các triệu chứng dị ứng
  7. GIZ cam nang xuat khau dua hau.cdr
  8. truyện các vị tăng thần dị
  9. CẨM NANG THÀNH VIÊN Điều Cần Biết Về Phúc Lợi
  10. Cẩm nang hướng dẫn cha mẹ

Cẩm Nang Luyện Dịch Việt - Anh - The Windy

GIZ cam nang xuat khau dua haucdr - Support for Economic

PDF Cẩm Nang Tu Đạo Niệm Phật niemphat vn wp cam nang tu dao ht quang kham pdf PDF các bài tập trải nghiệm và thay đổi nhận thức về đa Squarespace static1

Home back Next

Description

Diseño de cubierta:

Historia política del mundo contemporáneo

Sergio Ramírez

Titulo original:

World politics

Since 1945

De 1945 a nuestros días Peter Calvocoressi Traducción de Susana Sueiro Seoane (de la 5

Revisión y traducción de los cambios traducidos en la 7

' edición inglesa de Cristina Piña Aldao y Juan Carlos Poyán Cottet

Reservados todos los derechos

· De acueredo a lo dispuesto en el art

podrán ser castigados con penas de multa y privación de libertad quienes reproduzcan o plagien,

artistica o cientlfica fijada en cualquier tipo de soporte sin la preceptiva autorización

Esta edición,

ª de World politics

Since 1945 (actualización de 1996),

se publica por acuerdo con Longman Group Limited,

© Peter Calvocoressi,

para todos los paises de habla española Sector Foresta,

: 91 806 19 96 Fax: 91 804 40 28 ISBN: 84-460-1008-9 Depósito legal: M

L'ColmenarVlejo (Madrid)

Prólogo a la séptima edición

Con esta séptima edición el libro cubre cincuenta años

Los añadidos más importantes abarcan las consecuencias inmediatas de la desintegración del imperio soviético en Europa y de la propia Unión Soviética

el estremecedor colapso de la Federación Yugoslava

la Guerra del Golfo contra Irak y sus múltiples secuelas

el Tratado de Maastricht para fomentar la Unión Europea

las tensiones surgidas en China entre la liberalización económica y los rigores del comunismo en la penumbra de un dilatado gobierno de Deng Xiaoping desde el borde de la sepultura

las suertes entreveradas en África,

desde el optimismo en África del Sur,

Ghana e incluso Angola,

hasta la virulencia en Nigeria,

Somalía,

Ruanda y Liberia

el caduco GATI y el internacionalismo en general

Éste es el medio siglo de la guerra fría

Comienza con el total sojuzgamiento de Alemania y Japón

Para algunos,

la Segunda Guerra Mundial fue una colisión ideológica· que se saldó con la derrota del fascismo y desde esta perspectiva despejó el camino a una guerra paralela entre democracia y comunismo

la Segunda Guerra Mundial fue una guerra contra las ambiciones extranacionales de Alemania y Japón,

cuyas derrotas ensalzaron el poder de los Estados Unidos y la Unión Soviética hasta tal punto que recibieron el nombre de superpotencias,

una nueva categoría política

La guerra fría entre estas superpotencias fue un

enfrentamiento expresado ideológicamente y vivido materialmente

Las ambiciones de Alemania y Japón eran nacionalistas y predadoras pero también formaban parte de una corriente ineluctable que empujaba a la nación-Estado a la agresión dado que el Estado ya no era una entidad autosuficiente y tanto la necesidad como las emociones la impulsaban a extender su dominio más allá de sus fronteras

A su vez,

los Estados Unidos y la Unión Soviética no estaban exentos de esta necesidad,

aunque se diferenciaban por el distinto modo en que eligieron cumplir con ella

La guerra fría era una disputa por el poder mundial más allá de las fronteras de sus protagonistas,

en la que no estaba previsto que ninguna de las partes fuera a tomar los territorios de la otra

La guerra fría fue un fenómeno enormente confuso

Se libró con una intensidad ideológica y retórica que en gran medida era un disparate y con unas armas pavorosamente destructivas y sin precedentes,

pero que eran inservibles en términos estrictamente militares

Además,

se suponía que estas dos superpotencias no sólo pertenecían a una categoría común,

sino que eran aproximadamente equivalentes,

Aunque en uno o dos sectores el armamento de la Unión Soviética fuera superior y en otros suficiente para responder a la capacidad ofensiva de los Estados Unidos,

el balance global entre las superpotencias fue decididamente más ventajoso para Estados Unidos,

que era incomensurablemente más fuerte en cuanto al indiscutible poder económico necesario para crear,

mantener y desarrollar las armas y en cuanto a las habilidades políticas y económicas requeridas para manejar la complejidad de un Estado moderno

La apariencia y la realidad estaban extraor· dinarimente peleadas

La guerra fría tenía sus raíces en una desconfianza que,

acrecentada por desavenencias y errores de cálculo,

desembocó en una gran inquietud

Estados Unidos y la URRS estaban profundamente divididos tanto en filosofía política como económica,

pero ninguna de las dos potencias tenía la intención de declararle la guerra a la otra aunque ambas temían que la otra pudiera hacerlo

Estos ~emores eran irracionales

Tras el colapso de Alemania,

Estados Unidos temía ulteriores avances de las fuerzas soviéticas hacia el oeste y una conversión exitosa al comunismo de los Estados de Europa occidental

las fuerzas soviéticas estaban exhaustas y la propia Unión Soviéticá en ruinas

y ningún Estado occidental estaba ni remotamente cerca de una toma de poder comunista,

ni por la vía electoral ni por una sublevación

Por su parte,

en 1945 y durante muchos años,

la URSS temió un afán consensuado por los países de Occidente para destruirla

Con razón Stalin percibió la fuerte animosidad occidental,

pero estaba completamente equivocado al suponer que Estados Unidos y sus aliados pudieran declararle la guerra o concebir otros medios para disminuir su dominio sobre los recién adquiridos satélites en Europa central y oriental

La guerra fría fue la expresión de un profundo antagonismo en el marco de las ideas y la conducta,

en la que sin embargo no mediaron disputas territoriales y por consiguiente fue librada como un prolongado intercambio de acusaciones

Y puesto que no era territorial,

podía potencialmente convertirse en global

Las armas nucleares acentuaron la confusión

Con frecuencia se ha dicho que la posesión por ambas partes de armas nucleares con una potencia aproximadamente equivalente impedía que la guerra fría se convirtiera en algo peor: cada una de las superpotencias tenía idéntico miedo al armamento que al enemigo

Es evidente que las armas nucleares eran especialmente temibles y,

actuaban como fuerza disuasoria

Pero ningún arma es peligrosa hasta que no se utiliza y podría argumentarse que no era probable que las superpotencias fueran a utilizar las armas nucleares una contra la otra

Las primeras armas nucleares fueron armas de destrucción e intimidación de masas y durante un breve período de tiempo sólo las poseía o podía producirlas Estados Unidos

Estados Unidos las utilizó contra Japón y posteriormente consideró usarlas contra China,

pero su uso contra la URSS en los primeros años de la posguerra era inconcebible

Cuando también la URSS las adquirió,

el riesgo de una aniquilación mutua obligó a ambas

partes a desarrollar armas cada vez más precisas,

capaces d~ alcanzar objetivos selec· donados más minuciosamente

Sin embargo,

A ningún comandante de operaciones le gustan las armas que contaminan la zona en la que se propone avanzar y que probablemente conducen a la anarquía antes que a la victoria (siendo la anarquía lo que más temen los dirigen· tes junto con la derrota)

Dado que el efecto disuasorio de un arma nuclear menor depende de la amenaza implícita de utilizar el arma inmediatamente mayor de la cadena,

la amenaza de utilizar la de menor envergadura depende,

de la amenaza de utilizar la de mayor envergadura,

cuyo uso debía ser impedido por la creación de la menor

El desarrollo de una cadena de armas nucleares no eliminó la farsa que,

aunque presente en la mayoría de las maniobras internacionales,

en el caso de las armas nucleares era demasiado grande para resultar convincente

Finalmente la guerra fría no destruyó ni el espacio vital ni a los súbditos de las superpotencias,

El predominio de un conflicto aislado como el de la guerra fría oscurece o distor· siona otros problemas

Tres de ellos tuvieron implicaciones especialmente importantes

El enfrentamiento maniqueo de las superpotencias sofocó los frágiles mecanismos del orden internacional

La guerra fría comenzó en el mismo momento en que se creó la ONU,

como versión nueva y mejorada de la Liga de Naciones,

e inmediatamente invalidó a la ONU,

que estaba diseñada para un mundo distinto

aun siendo hasta cierto punto inevitables,

fueran susceptibles de ser minimizadas,

El impacto de la guerra fría no fue simplemente incapacitar al Consejo de Seguridad mediante el derecho de veto por parte de sus principales miembros

La guerra fría hizo que la ONU resultara en gran parte irrelevante e inoperante en relación con cualquier asunto que pudiera ser interpretado como un aspecto de la guerra fría,

de modo que el milagro no es que la ONU fuera menosc~bada,

Sin embargo,

sufrió mucho durante la guerra fría y volvió a resurgir en la última década del siglo en un mundo que,

no cifraba en ella grandes esperanzas

La conducción de los asuntos internacionales por medios pacíficos y discursos racionales se debilitó notablemente y Estados Unidos,

la superpotencia que había sobrevivido,

emergió de la guerra fría con el dilema de hasta dónde podía intervenir en los asuntos mundiales en calidad de primus inter pares y hasta dónde como déspota

Las crisis en Somalia y en el Golfo pusieron al descubierto esta incertidumbre y la guerra en Bosnia provocó un alejamiento,

al principio vacilante y luego brusco,

de la cooperación internacional hacia una asertivida:d nacional más efectiva,

atemperada únicamente por el espíritu de época imperante

Estados Unidos además se vio limitado por un legado de la guerra fría que le había impedido pensar en otros asuntos que no fueran la guerra fría: no habían desarrollado µn política para las distintas partes del mundo,

sino meramente una política centrada en combatir en esas mismas zonas a la URSS

Una vez agotado este ingrediente determinante Estados Unidos carecía de una política aplicable a un mundo exento de la guerra fría

Una segunda característica de finales del siglo XX,

que fue ensombrecida por la guerra fría,

fue el problema que se le planteaba a un Estado a la hora de acceder a las materias primas que quedaban dentro de los confines del otro y que eran esenciales para el bienestar del primero: fundamentalmente el petróleo

El camino más seguro

para asegurarse estas comodidades

Las colonias,

pero se mantuvo la determinación de los Estados más poderosos de defender sus economías y a sus ciudadanos

En este medio siglo el petróleo de Oriente Medio dejó de ser patrimonio de las corporaciones y Estados extranjeros

Esto supuso un cambio en el equilibrio del poder económico,

pero no se produjo un cambio equiparable en el equilibrio del poder militar: este último cambió únicamente en el sentido de que se desplazó,

pero no en el sentido de que los fuertes vieran mermadas sus fuerzas

Cuando en 1990 Irak invadió Kuwait con el fin de anexionar los campos pertrolíferos y los balances bancarios de este último,

Sadam Hussein hizo dos cosas

Perpetró una agresión que violaba los estatutos de la ONU y amenazó con desestabilizar el equilibrio del poder y de la producción de petróleo en Oriente Medio

Este propósito alarmó a los compradores de petróleo,

cuyo flujo y precio habían estado hasta hace poco bajo su control

Con esta agresión proporcionó a la ONU una razón que justificara la guerra y al desestabilizar el régimen petrolífero instigó a Estados Unidos a emprender una guerra destinada a derrocarle a él y su régimen

La guerra demostró que las fronteras de un Estado que disponía de unas comodidades internacionalmente valiosas eran particulam1ente susceptibles de ser violadas,

independientemente de que este Estado fuera Kuwait o lrak

pero no hizo nada para arrojar luz sobre el problema de cómo dirigir unas relaciones,

entre un Estado con tales comodidades pero fuerzas inferiores y un Estado necesitado de tales comodidades pero sin ningún derecho a ellas: el enigma no se centraba en la distribución desigual del poder,

sino en la distribución de unos poderes inconmensurables

La tercera cuestión que producía especial incertidumbre afectaba al propio Estado

En la mayor parte del mundo

Era un artilugio europeo y los imperios europeos habían impedido que tomara cuerpo en otras partes del mundo hasta que la retirada de estos imperios de Asia y África permitió a otros pueblos copiar el modelo europeo

Poco después de mediados de siglo los Estados fueron aumentando en número

Sin embargo,

los nuevos Estados se apropiaron de los atributos menores propios de un Estado

bancos centrales- sin la suficiente conciencia de las debilidades que siempre habían acosado a los Estados veteranos: la diversidad étnica en lo que engañosamente se había dado en llamar naciones-Estado,

las insuficiencias económicas,

Al mismo tiempo los Estados veteranos que disfrutaban de los beneficios característicos de un Estado

disposiciones sociales- estaban dudando acerca de la conveniencia de su condición y experimentado con acuerdos supraestatales (la Comunidad Europea,

una plétora de asociaciones económicas desde zonas de libre comercio a uniones económicas)

En el último cuarto de siglo casi la totalidad de la población mundial vivía en Estados,

pero la mayoría de estos Estados pertenecía a una u otra organización internacional,

en la que sobre todo los Estados nuevos colocaron a sus representantes diplomáticos más veteranos

Estas organizaciones internacionales eran controladas por los Estados a través de sus cuerpos ejecutivos

el Consejo de Ministros de la CE,

Tampoco fueron escasas las derrotas de la nación-Estado,

como lo demuestran los ejemplos de la Europa del Este,

Somalia,

Liberia y Ruanda,

Sri Lanka y Burma,

Estos atroces encuentros no eran nuevos,

pero sus instrumentos y la publicidad mundial que se hizo de ellos,

tanto en televisión como en la prensa,

sí lo eran

Incluso en Europa,

el continente en el que nacieror:i y maduraron,

muchos Estados defraudaron a lo largo del siglo a sus cuidadanos con guerras y otras sublevaciones

En términos generales,

el resultado ha sido un descontento creciente con el Estado,

Los asuntos internacionales siguen siendo en su mayoría asuntos de Estados en un contexto internacional: los Estados siguen siendo la esencia,

internacional es el añadido adjetival

La «comunidad internacional»,

un concepto que los políticos manejan con demasiada facilidad,

La ONU es sencillamente la primera organización mundial de la historia,

dado que las organizaciones anteriores,

desde el Concierto de Europa posnapoleónico hasta la Liga de Naciones,

eran cuerpos regionales con un número limitado de miembros,

unos objetivos limitados y ningún poder

Su campo de acción antes de 1945 se desarrolló en Europa para luego circunscribirse a Europa y América Latina,

y poco más: un viaje de Viena a Ginebra

Se trataba de experimentos colectivos centrados en la gestión de conflictos de Estado a través de la diplomacia,

el arbitraje Y la elaboración del derecho internacional

La ONU empezó como una organización similar

Poco después de su inauguración se transformó por el surgimiento de docenas de nuevos Estados soberanos en todo el mundo

tuvo algo más de poder que su predecesor,

pero una heterogeneidad cultural considerablemente mayor

Esta diversidad cultural fue el principal obstáculo para concederle mayor poder o fuerza automotora

La cultura que deseaba difundir era pacífica,

aunque rara vez se llegara a admitir,

estaba hasta cierto punto basada en la tradición y la comprensión europea de estos términos

Por contraste desde 1945 la historia del mundo,

demuestra que el mundo es' un mosaico

de culturas guerreras rampantes

de toda esta confusión surge un experimento europeo llamativamente diferente

Independientemente de dónde uno sitúe las fronteras,

la Unión Europea es regional y no global

Abarca una zona que en términos mundiales es comparativam~nte pequeña y posee una homogeneidad cultural apreciable (aunque esa homogen~1dad se vea atenuada por la amplitud de la Unión de oeste a este)

Parece ser más activa y efectiva en asuntos europeos que la ONU y mediante el Tratado de Maastricht sus miembros han sacado a colación la posibilidad de darle a la Unión algún tipo de poder militar

Haldane una vez escribió un ensayo acerca de «La i'mpottancia de tener el tamaño adecuado» (Importance of Being the Right Size)

Lo que es aplicable en biología podría tal vez aplicarse a los asuntos internacionales

Desde la perspectiva moderna,

el Imperio Romano fue bastante pequeño,

aproximadamente el tamaño que alcanzará la Unión Europea

El mundo de después de la guerra fría era más que un mundo exento de una guerra fría

Cito tres ejemplos

La desintegración de la Unión Soviética arrojaba dudas acerca de las aptitudes de un Estado ruso,

con mucho el más poderoso de los Estados sucesores de la Unión Soviética

pero Rusia era un rompecabezas menos inmediato que China,

el Estado imperial más antiguo y extenso de la hisotria mundial

Llevada más de una vez al borde del desmembramiento en los siglos XIX y XX,

la enorme expansión y población de China,

su renovada coherencia y su aparente confianza en sí

anunciaban un papel asertivo y amenazante en asuntos internacionales

Aunque parecía que Estados Unidos y Japón habían heredado el mundo,

China abar· caba una parte mucho mayor

En segundo lugar,

el mundo de después de la guerra fría era un mundo en el que todavía existían armas nucleares

Las superpotencias de la guerra fría habían nego· ciado el alcance del armamento nuclear y las

superpotencias de después de la guerra fría parecían menos propensas a llevar sus relaciones en términos nucleares: de hecho,

Japón todavía no disponía de armas nucleares

Pero estas armas,

o la capacidad de producirlas o adquirirlas,

ya no estaban limitadas a las superpotencias

Hubo señales de circunspección en América Latina: una desconfianza mutua entre Brasil y Argentina,

ambos capaces de construir por lo menos un dispositivo nuclear

Sin embargo,

en Oriente Medio y Asia del Sur,

donde esta capacidad ya existía y estaba extendiéndose,

los recelos no llamaban la atención,

La proliferación nuclear ya no era una amenaza,

y la amenza de lo que dio en llamarse un conflicto nudear regional era más alarmante porque este concepto resultaba contradictorio: una posible guerra nuclear librada en cualquier parte del mundo no sólo implica a las posibles fuerzas beligerantes

Sin embargo,

ninguna organización regional internacional,

ni una ONU debilitada por la guerra fría,

estaba11 suficientemente equipadas para mediar en conflictos que conllevaran una amenaza nuclear inherente o para gobernarlos ante una amenaza inminente

El mundo no era necesariamente más seguro porque hubiese cesado la guerra fría

Ni tampoco más próspero,

y así llegamos al tercer punto

El mundo era internacional sobre todo desde el punto de vista económico

por el valor de la inversión transnacional,

tanto para el receptor como para el proveedor,

por los rendimientos políticos de la creciente calidad de vida y método,

por la reacción universal frente a la pobreza generalizada- pero se encontraba en estadio incipiente en cuanto a la marcha de las relaciones económicas entre Estados y entre corporaciones de diferentes Estados

El poder económico en recursos naturales y habilidades adquiridas estaba distribuido de un modo muy desigual

las normas económicas básicas y la naturaleza de la competición variaban de un lugar a otro

los instrumentos como el Banco Mundial,

no sólo soportaron las limitaciones propias de los organismos internacionales controlados por una diversidad de gobiernos nacionales,

sino también los desacuerdos sobre la teoría,

las estrategias y las prioridades macroeconómicas

Para concluir,

repito una advertencia y añado otra

Vuelvo a pedir a los lectores que estén al acecho de cuestiones que,

al ser demasiado especulativas para una obra de este tipo,

no figuran en ella: por ejemplo,

el impacto de las armas nucleares que,

al socavar el fundamento de una declaración de guerra

al convertir la guerra en un suicidio en la medida en que no logre ser un genocidio- está empujando a los Estados a mantener entre sí un intercambio que se encamina hacia la cooperación y supera la frontera de la agresión por medios distintos a la guerra

La segunda advertencia es resistir a la tentación de leer la historia actual como un fascículo de la historia futura o como invitación a vislumbrar el futuro

Es más importante reparar en la interdependencia del presente y el pasado

Este libro apenas hace mención de la historia anterior a 1945 (ya sólo por cuestiones de espacio),

pero todo él está imbuido del pasado y en algunas secciones (por ejemplo,

Bosnia) de un pasado que es remoto pero

La historia de los últimos cincuenta años es el producto del pasado y de lo que la gente conoce o desconoce acerca de ella

Este libro pretende ser una ayuda para comprender cosas que han estado sucediendo durante muchísimo tiempo

Con todas sus limitaciones necesarias y sus imperfecciones innecesarias,

es un intento de escribir historia

Peter Calvocoressi Enero 1996

Primera Parte PODER MUNDIAL

Las superpotencias

LA GUERRA FRIA: LOS PRIMEROS ESCENARIOS

La guerra fría entre las dos superpotencias de la posguerra no fue un episodio equipa· rabie a otras guerras que tienen comienzo y fin,

El término «guerra fría,

se inventó para describir un estado de cosas

El ingrediente principal de este estado de cosas era la hostilidad y miedo mutuos de los protagonistas

Estas emociones estaban enraizadas en sus numerosas diferencias históricas y políticas y se alimentaban de mitos que en ocasiones convertían la hostilidad en odio

La guerra fría dominó los asuntos mundiales durante más de una generación

El presidente Franklin Roosevelt creía,

poder persuadir a Joseph Stalin para que no creara su propia esfera de influencia sobre Europa del Este,

sino para que cooperara con Estados Unidos en la creación de un orden económico global basado en el libre comercio y beneficioso para todos los implicados,

sobre todo para la Unión Soviéti· ca

El «Préstamo y Arriendo» a la URSS durante la guerra había sido el"primer paso

fue una «última esperanza» un tanto absurda,

puesto que incluso después de la muerte de Roosevelt,

había personás en Washington inclinadas hacia una política que resucitara la Europa del Este sin llegar a una con· frontación militar con la URSS

Pero la mayoría de los americanos creían que la URSS se había consagrado a la conquista de Europa y del mundo entero,

en beneficio propio y del comunismo,

una acción destructiva e ini· cua por medio de unas fuerzas armadas instigadas por la rebelión

Desde este punto de vis· ta y bajo la suposición que la hostilidad soviética era inextirpable,

o por lo menos más que temporal,

la única respuesta posible para Estados Unidos era la de una confrontación mili·· tar en alianza con los europeos y otros países

Ambas suposiciones eran absurdas

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial la URSS estaba incapacitada para seguir empleando sus fuerzas militares y los partidos comunistas que quedaban fuera de su esfera inmediata eran incapaces de lograr nada significativo

Aunque desconfiaran de la URSS y fueran contra· ríos a su sistema y creencias,

los poderes occidentales no tenían intención de atacarla y

tampoco estaban dispuestos a desestabilizar el dominio sobre Europa central y oriental quehabía quedado asegurado por su ejército durante el último año de la guerra

Ambas partes se pertrecharon para ganar una guerra que ambos suponían iba a ser iniciada por la otra parte,

pero para la que no tenían ni valor ni unos planes concretos

La guerra fría se centró sobre todo en Alemania,

donde la disputa sobre Berlín en 19481949 estuvo a punto de desembocar en un conflicto armado pero que terminó con la victoria del lado occidental sin llegar a un combate militar

Este experimento controlado de poder estabilizó a Europa,

que durante varias décadas fue la zona más estable del mundo,

aunque las hostilidades se trasladaron casi simultáneamente a Asia,

comenzando con el triunfo del comunismo en China y la guerra en Corea

Estos acontecimientos a su vezz aceleraron el proceso de independencia y rearmamento de Alemania occidental dentro de una alianza euroamericana y la sucesión de conflictos en Asia,

siendo la guerra de Vietnam el más devastador

Los protagonistas jamás de~earon entablar un combate directo pero sí extender su influencia y asegurarse ventajas territoriales en otros lugares del mundo adyacentes,

fundamentalmente en Oriente Medio y

Ninguna de estas excursiones fue decisiva y durante aproximadamente medio siglo la única expn

sión externa de la guerra fría no fue el avance o retroceso táctico sino la acumulación y sofisticación de las vías por medio de las cuales ambas partes intentaban intimidarse mutuamente: esto es,

La creciente distensión de la guerra fría resultó del efecto' combinado del elevado coste de los armamentos y de la gradual atenuación de los mitos subyacentes a la guerra

En el verano de 1945 se sabía,

tanto en Washington como en Moscú,

que Japón estaba dispuesto a reconocer su derrota y a abandonar la guerra que había iniciado con el ataque a Pearl Harbar

En julio,

los americanos hicieron explotar experimentalmente la primera arma nuclear de la historia de la humanidad y,

arrojaron dos bombas sobre Hiroshima y Nagasaki

Japón se rindió inmediatamente,

y esta confirmación de la inminente victoria americana privó a los rusos de todo,

excepto de una participación simbólica en los acuerdos posbélicos del Extremo Oriente

La Segunda Guerra Mundial terminó con un acto que contenía los dos elementos centrales de la guerra fría: la aparición de las armas nucleares y la rivalidad ruso-americana

En el escenario europeo

este conflicto permaneció velado durante un corto período de tiempo

Los órganos y los hábitos de colaboración de tiempos de guerra no debían desecharse sino adaptarse a los problemas de la paz

La ofensiva rusa de la primavera de 1944 sentó las bases de un dominio militar y una autoridad política de la URSS en Europa sin igual desde que Alejandro l'entrara a caballo en París en 1814 con el plan de llevar a cabo un acuerdo entre los vencedores que pusiera orden en los asuntos europeos y los mantuviese en su sitio

La naturaleza del control que las grandes potencias de mediados del siglo xx iban a ejercer era tema de debate: ¿hasta qué punto estas potencias regirían colectivamente el mundo entero,

y hasta qué punto cada una dominaría un sector

con el remiso consentimiento del presidente Franklin D

Roosevelt (y la disconformidad de su secretario de Estado,

Cordell Hull),

discutieron los aspectos prácticos de una inmediata división de _responsabilidades y,

en una conferencia celebrada en Moscú a la que el presidente no pudo asistir a causa de la campaña electoral estadounidense,

estas disposiciones se expresaron en términos numéricos: el grado de influencia rusa en Rumania fue calificado con 90,

En la práctica,

estas cifras llegaron a ser toscos índices de un control político

aunque expresadas como un trato,

describían una situación: 90 y 10 eran formas refinadas de decir 100 y O,

y el diagnóstico de los casos extremos,

Rumania y

Grecia,

se confirmó cuando los británicos tomaron el control de Grecia sin protesta alguna por parte de los rusos,

y la URSS instaló un régimen procomunista en Rumania con sólo una leve protesta británica

Bulgaria y Hungría siguieron el mismo camino que Rumania por razones militares

Yugoslavia cayó en la esfera de influencia rusa

_Europa se dividió en dos segmentos pertenecientes a los dos principales vencedores: EE

Estas dos potencias continuaron hablando en ténninos de alianza durante un tiempo,

y estuvieron específicamente comprometidas a colaborar en el gobierno de los territorios alemanes y austríacos que habían conquistado junto con sus aliados

La situación de la URSS durante estos años fue de gran debilidad

Par:i la URSS,

la guerra había sido un enorme desastre económico,

acompañado de una pérdida de vidas humanas tan atroz que,

aún no se había revelado su verdadero alcance

El Estado ruso era una potencia territorial que se había expandido,

dentro de una zona que ofrecía una persistente amenaza alemana

En la fase soviética de su historia,

la polí· tica exterior de Rusia se caracterizó,

por una diplomacia que conducía al aislamiento y por ello,

al umbral de una derrota militar total

La URSS se había salvado gracias a sus extraordinarios recursos geográficos y espirituales,

y gracias a la guerra simultánea en el oeste,

en la que los alemanes ya estaban complicados antes de atacar a la URSS,

y que se agravaría para ellos cuando,

Hitler declaró,

la guerra a los Estados Unidos de América

Para Stalin,

la alianza antifascista de 1941-1945 difícilmente podía haber parecido algo más que un matrimonio de conveniencia y de duración limitada

tampoco parecía otra cosa vista desde el extremo occidental,

si no para la opinión pública,

Terminada la contienda,

el objetivo de la alianza se había cumplido y poco había en las mentalidades y tradiciones de los aliados que incitara a pensar que pudiera convertirse en una entente: por el contrario,

la historia diplomática de todos los contendientes hasta 1941,

y sus respectivas actitudes de cara a los problemas de la política,

la sociedad y la economía internacionales,

sugieren exactamente la idea opuesta

La eliminación,

de la amenaza alemana coincidió con la explosión de las primeras bombas nucleares americanas

Por primera vez en la historia del mundo,

un Estado había llegado a ser más poderoso que todos los demás estados juntos

La URSS,

no en menor medida que el más insignificante de los países,

se hallaba a merced de los americanos,

si es que éstos estaban dispuestos a hacer en Moscú y Leningrado lo que habían hecho en Hiroshima y Nagasaki

Había multitud de razones para suponer que esta disposición no existía,

pero ningún gobierno del Kremlin podía obrar con seriedad basándose en esa suposición

El único rumbo prudente que Stalin podía tomar en esta situación amargamente decepcionante era combinar el máximo fortalecimiento posible de la URSS con una amable valoración del cauto nivel de provocación de Estados Unidos,

incluida la reconstrucción posbélica,

a la tarea de alcanzar a los americanos en materia de tecnología militar

Stalin poseía un gran ejército,

había ocupado grandes áreas de Europa oriental y central,

y tenía aliados y servidores naturales en comunistas de diversas partes del mundo

En el interior,

incluyendo la protección de la URSS contra una repetición de la catástrofe de 1941-1945,

y la resurrección del país de la tragedia que había costado alrededor de 20 millones de vidas,

la destrucción o el desplazamiento de una gran parte de su industria,

y la deformación de su estructura industrial en detrimento de todo lo que no fuera producción bélica,

y la devastación y despoblación de la tierra cultivada hasta el punto de que la producción de alimentos había quedado reducida casi a la mitad

Para un hombre con el pasado y el temperamento de Stalin,

Clave: l::rii,,

000 km __J

ción incluían la reafirmación de las normas del partido y de la ortodoxia comunista,

de la prominencia del ejército y otras instituciones nacionales,

y la extirpación de cualquier forma de pensamiento que se saliera de la línea doctrinal prescrita

En materia de seguridad nacional,

en los asuntos económicos y en la vida espiritual,

Dentro del país,

los artistas e intelectuales estaban sujetos a una reglamentación,

los mariscales victoriosos eran menospreciados y la clase de los oficiales persistente aunque silenciosamente purgada,

mientras que el primer plan quinquenal posterior a la guerra prescribía arduas tareas para la industria pesada y ofrecía escaso bienestar a una población agotada por la contienda

De cara al exterior,

Stalin dejó claro que las zonas adquiridas en 1939-1940 para cumplir una función protectora no iban a ser devueltas {los tTes estados bálticos,

la mitad oriental de Polonia a la que los rusos llamaban Ucrania Occidental,

Besarabia y Bukovina del Norte,

y el territorio arrebatado a Finlandia tras la guerra deinviemo)

en otras partes de Europa oriental y central,

todos los estados debían tener gobiernos bien dispuestos hacia la URSS,

una vaga fórmula que parecía significar gobiernos' con los que se podía contar para que nunca volvieran a dar facilidades a un agresor alemán,

después de 1947 aproximadamente,

gobiernos decididamente hostiles a Estados Unidos en la guerra fría

Tales gobiernos tenían que ser instalados y mantenidos por todos los medios necesarios

En el momento de las conferencias que Stalin,

Roosevelt y Churchill celebraron durante la guerra,

algunas zonas de la URSS estaban todavía ocupadas por fuerzas alemanas y,

en el transcurso de la contienda y,

más tarde,

durante el tiempo en que perduraron sus secuelas psicológicas (un período de duración imprecisa),

Stalin estuvo,

obsesionado por su problema alemán

La guerra fría sustituyó,

primero a los alemanes por los americanos,

tras el rearme de Alemania occidental,

combinó las dos amenazas en una nueva amenaza americano-alemana

Esta evolución,

a la que el propio Stalin contribuyó con sus acciones en Europa oriental y central,

constituir una decepción para él si,

había mantenido alguna vez una perspectiva muy diferente de las relaciones ruso-americanas

Para Stalin,

durante la guerra los americanos estaban personificados por el presidente Franklin D

Roosevelt,

que no ocultó su deseo de llevarse bien con la URSS ni su desconfianza hacia el imperialismo británico y otros imperialismos occidentales

Por otra parte,

Roosevelt deseaba una alianza con los rusos contra Japon,

y no parecía en absoluto probable que hiciese lo que Stalin hubiera temido,

mantener tropas en Europa permanentemente y convertir a Estados Unidos en una potencia europea

Por el contrario,

Roosevelt no estaba demasiado interesado en la Europa de la posguerra,

el interés de Churchill acerca de lo que iba a ocurrir en Polonia y Grecia

Así como las relaciones ruso-británicas estuvieron próximas a la ruptura a causa de Polonia,

esto no ocurrió con las relaciones ruso-americanas

aunque sin verdadero desinterés ni falta de calculada diplomacia,

evitó serios desacuerdos con Roosevelt sobre problemas de organización mundial (como el de la representación de las repúblicas soviéticas en la ONU) en los que Roosevelt estaba seriamente interesado

Partiendo de la base de que los Estados Unidos se mantendrían distantes de Europa y hasta cierto punto amables con la URSS,

Stalin estaba dispuesto a moderar su apoyo a los comunistas europeos para no alarmar a Estados Unidos

No podía prever que entregando Grecia a los británicos estaba preparando el camino para la transferencia de la península helénica a Estados Unidos en un plazo de tres años

El hecho de que no ayudase a los comunistas griegos pudo deberse,

al cálculo de que la ayuda no valía la pena,

Sectores reclamados

Sector reclamado por Argentina

Sector reclamado por Chile

Bases en la Antártida A Argentinas AUS Australianas B Británicas BZ Brasileñas C Chilenas F Francesas G Alemanas

Antártida (Fuente: An Atlas of World Affairs,

William Boyd)

IN Indias J Japonesas NZ Neozelandesas P Polacas R Rusas AS Sudafricanas U de EE

Segunda Parte EUROPA

Europa occidental

RECUPERACIÓN La reactivación de Europa occidental después de 1945 tuvo un dinamismo que nadie esperaba

La recuperación económica,

que requería la reconstrucción de unas economías seriamente dañadas,

aunque esencialmente sólidas y especializadas,

tuvo un vigoroso arranque debido a la ayuda financiera estadounidense,

impelida tanto por generosidad como por el temor a que se hundieran los países de interés vital para Estados Unidos durante la guerra fría

El Plan Marshall (1947) fue,

junto con el Tratado del Atlántico Norte (1949),

un factor esencial que marcó el ritmo para el restablecimíento material de Europa occidental y su tranquilidad espiritual

Cuando en 1945 acabó la guerra,

los países de Europa occidental se encontraban en un estado de total hundimiento físico y económico,

al que se añadía el temor al dominio soviético,

bien mediante un ataque frontal,

La única salvación posible frente a estos peligros era que la ayuda estadounidense les permitiese restaurar sus economías,

destrozadas aunque desarrolladas,

y les ofreciese una garantía de conti· nuidad en su independencia e integridad por medio de una ocupación estadounidense semipermanente

Durante la guerra se habían hecho proyectos para el alivio de las necesidades inmediatas de E

La Administración de las Naciones Unidas para el Socorro y la Reconstrucción (UNRRA) se creó en 1943 y mantuvo sus actividades hasta 1947

También se establecieron una Organización Europea del Transporte Interior,

una Organi· zación Europea del Carbón y un Comité de Emergencia para Europa que se fundieron en 1947 en la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas (ECE)

Estos orga· nismos partían del supuesto de que los males de Europa podían ser tratados en un ámbito continental,

pero la guerra fría destruyó esta presunción y,

aunque la Comisión Económica para Europa siguió existiendo y publicó valiosos «Economic Surveys» a partir de 1948,

Europa se dividió en dos,

tanto a efectos económicos como políticos

Los antecedentes inmediatos de la ayuda económica estadounidense fueron el fracaso de la conferencia de ministros de Asuntos Exteriores celebrada en Moscú en marzp y abril de 1947,

Estados Unidos asumió el

papel de Gran Bretaña de apoyo a Grecia y Turquía,

y lo racionalizó en términos anticomunistas

En junio,

entonces secretario de Estado,

propugnaba en Harvard el plan que lleva su nombre y que ofrecía ayuda económica a toda Europa (incluida la URSS) hasta 1951,

basándose en que los gobiernos europeos aceptarían la responsabilidad de aplicar el programa y ellos mismos contribuirían a la recuperación europea mediante cierto grado de esfuerzo común

Esta oferta estadounidense requería la creación de una organización europea¡ el rechazo ruso de dicha oferta,

en lo que respecta a la propia URSS y a los estados dependientes de ella,

convirtió la organización en un organismo de Europa occidental

Dieciséis paises establecieron un Comité de Cooperación Económica Europea que evaluó sus necesidades de bienes y de divisas para los años 1942·· 1952 y se convirtió en abril de 1948 en la ya más permanente Organización Europea de Coóperación Económica (OECE)

Alemania occidental estaba representada por los tres comandantes en jefe occidentales de las fuerzas de ocupación,

hasta octubre de 1949 en que se admitieron representantes alemanes

Estados Unidos y Canadá pasaron a ser miembros observadores de la organización en 1950,

y a continuación se desarrolló la coopera,ción con Yugoslavia y España

Del lado americano,

la Ley de Ayuda al Exterior de 1948 creó la Administración de Cooperación Económica (ECA) para supervisar el Programa de Recuperación Europea (ERP)

En los años siguientes,

se convirtió en el principal instrumento en la transición de Europa occidental de la guerra a la paz

Reanimó la producción y el comercio europeos reduciendo las cuotas,

creando créditos y proporcionando mecanismos para el saldo de cuentas entre los países

Si bien fue una organización de gobierno a gobierno y no supranacional,

a pesar de todo inculcaba actitudes internacionales y fomentaba hábitos de cooperación económica que sobrevivieron a la desaparición del ERP (fue sustituido,

por la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico

Canadá y Japón eran miembros de pleno derecho y que amplió las actividades de la OECE a las zonas del mundo en vías de desarrollo

La creación de la OECE coincidió con la firma,

del tratado de Bm· selas por parte de Gran Bretaña,

Francia,

Bélgica,

Holanda y Luxemburgo (a los tres últimos países se aludía conjuntamente con el nombre de Benelux desde el momento en que establecieron una unión aduanera en 1947)

Este tratado,

como el tratado anglo-francés de Dunkerque de 194 7,

era una alianza militar ostensiblemente dirigida contra un resur· gimiento de la amenaza alemana

Contenía,

disposiciones para una cooperación política,

económica y cultural a través de comités permanentes y de un organismo cen· tral,

al menos por algunos de sus promotores,

como un primer paso hacia una alianza militar aún más amplia con Estados Unidos

El presidente Truman así lo inter· pretaba al referirse a la necesidad de entrenamiento militar universal y de un servicio mili· tar selectivo en Estados Unidos,

y el líder de los republicanos en el Senado,

Arthur H

Vandenberg,

propuso y logró que se aprobara una moción en favor de la ayuda estadouni· dense a organismos militares regionales que sirvieran a los fines de la política estadouni· dense: el senador estaba defendiendo en esencia un pacto militar entre Estados Unidos y la Europa occidental,

al plan económico del general Marshall

El Tratado del Atlántico Norte,

firmado en abril de 1949 por Estados Uni· dos,

Canadá y diez países europeos,

dio a estos últimos durante al menos veinte años una garantía de continuidad de su independencia e integridad frente a un ataque soviético,

al formalizar e institucionalizar la intención estadounidense de permanecer en Europa y desempeñar el papel de una potencia europea

En esta fecha,

tenían grandes y temibles fuerzas terrestres que abrumaban a todos los países que quedaban a su alcance,

pero carecían de un armamento diversificado y moderno capaz de entablar combate con Estados Unidos

El Tratado del Atlántico Norte era,

una forma de que el poderío aéreo estadounidense,

incluidas las armas nucleares,

ejerciese presión para impedir a los rusos el empleo de sus fuerzas terrestres en la zona señalada por el tratado

Los miembros europeos de esta nueva alianza fueron al principio beneficiarios relati· vamente pasivos que,

a pesar de que proporcionaban el 80% de las fuerzas de dicha alian· za en Europa,

dependían de la mucho más significativa aportación americana,

sin la cual su propia contribución era insignificante para hacer frente a sus principales necesidades y temores

Aunque en su letra el tratado era un acuerdo de seguridad colectiva,

de hecho y sobre todo se parecía más a los tratados de protectorado de una época anterfor en virtud de los cuales una potencia principal abrigaba bajo su manto protector a territorios más débiles

El tratado creó un organismo permanente (OTAN

y algunos de sus cre· adores y de sus posteriores devotos preveían el desarrollo de algo más que una alianza mili· tar: una entente,

No surgió nada parecido,

a causa de diferentes razones: la enorme disparidad entre el poderío de Estados Unidos y la de cualquier otro miembro,

la incapacidad de los miembros europeos para agruparse en una unidad política comparable a Estados Unidos,

la gran extensión del océano Atlántico,

la incuestionable adhesión de los estadounidenses a una soberanía que en los demás les parecía anticuada,

el renacimiento del poderío y la confianza europeos,

y la disminución de la amenaza rusa cuando la vida del tratado se encontraba todavía a mitad de camino

Durante casi medio siglo la OTAN fue un instrumento primordial en la guerra fría

Europa occidental,

junto con el Atlántico y el Mediterráneo,

fue su teatro de operado· nes

Los miembros europeos de la alianza aportaron el grueso de sus fuerzas,

los americanos el grueso del equipamiento y la mayor parte del dinero

Los europeos tuvieron cuidado para evitar cualquier tipo de asociación entre ellos que pudiera parecer debilitar el vínculo euro-americano

También se resistieron más que los americanos a reconocer que una alianza antisoviética conllevaba el final de la hostilidad hacia los alemanes y la inte· gración de Alemania occidental en la alianza

Este paso

Al cabo de poco más de un año desde su creación,

la alianza se vio radicalmente alterada por el estallido de la guerra de Corea,

que originó nuevas y sustanciales demandas de los recursos de Estados Unidos y el temor a hostilidades similares en Alemania

Washington comenzó,

a estar impaciente por transformar a sus aliados,

que debían dejar de ser protegidos pasivos para convertirse en asociados menores,

y construir en la propia Europa una fuer· za contrapuesta a los ejércitos rusos,

distinta del poderío aéreo estadounidense de largo alcance que,

aunque tenía su base en Europa,

estaba bajo el exclusivo mando estadounidense y siguió estándola incluso cuando se creó un mando unificado de la OTAN

Los aliados,

Gran Bretaña y Francia,

muchas de cuyas fuer·· zas estaban destacadas fuera de Europa,

podían prestar escasa ayuda de forma inmediata y estaban,

más necesariamente obligadas a aceptar una decisión estadounidense de emergencia de proceder al rearme de los alemanes

La alianza antisoviética,

que Moscú había temido en el período de entreguerras,

el general Eisenhower volvió a Europa como comandante supremo de otra gran alianza

En el mismo año,

Grecia y Turquía fueron invitadas a cooperar con los aliados en la defensa del Mediterráneo,

aunque no se convirtieron en aliados de pleno derecho hasta comienzos de 1952: su cooperación ayudó a establecer un flanco oriental para proteger el sector central aliado y amenazar a la URSS desde el sur

A principios de 1951,

un nuevo cuartel general entró en funcionamiento (Cuartel General Supremo de las Potencias Aliadas en Europa,

SHAPE),

el Consejo de la OTAN aprobó un proyecto que dotaba a este mando para 1954 de noventa y seis divisiones activas y de reserva,

incluidas cincuenta en el sector central,

Aunque estos objetivos nunca se alcanzaron,

las decisiones de Lisboa dieron a la Alianza la configuración que conservó a partir de entonces,

el posterior debate centrado en la doctrina estratégica,

las nuevas amias y su despliegue

Con una excepción

En 1952,

-es decir,

el status de Alemania occidental como entidad política y su papel en los planes y operaciones de la OTANestaba todavía sin resolver

Con la guerra de Corea la presión estadounidense para que Alemania occidental recuperase rápidamente su soberanía y con ello su rearme se hizo irresistible,

aunque Francia en especial ansiaba enco~trar una forma de evitar el resurgimiento de un poder militar alemán autónomo

René Pleven,

propuso crear unidades alemanas e incorporarlas a divisiones multinacionales,

pero no permitir a Alemania occidental disponer de ejército,

Estado Mayor ni Ministerio de Defensa independientes

Adoptando el modelo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero,

que había sido impulsada por iniciativa francesa,

y estaba a punto de entrar en funcionamiento,

Pleven concibió una Comunidad Europea de Defensa (CEO) con un consejo de ministros,

una asamblea y un ministro europeo de Defensa

El propósito francés era reducir las unidades alemanas del ejército al mínimo y,

integrar la aportación militar de Alemania,

tanto operativa como políticamente,

La participación británica era de todo punto esencial,

puesto que sin ella la organización internacional propuesta se compondría exclusivamente de Francia y Alemania,

con un complemenro de otros países relativamente insigüificante

Para Francia,

el compromiso británico era la única forma de compensar adecuadamente los riesgos inherentes al rearme de Alemania y a la reaparición de un Estado alemán soberano,

pero no hubo por parte de Gran Bretaña compromiso alguno satisfactorio para Francia durante los cuatro años en los que la CEO estuvo en discusión

En mayo de 1952,

los acuerdos de Bonn y París crearon una nueva y compleja estruc· tura: seis estados europeos continentales firmaron un tratado en virtud del cual se creaba la CEO

los tres ocupantes occidentales de Alemania acordaron poner ténnino a la ocupa· ción,

previa ratificación del tratado de la CEO,

y tanto Gran Bretaña como las restantes potencias de la OTAN concertaron tratados suplementarios por separado,

prometiendo ayuda militar en caso de ataque contra cualquiera de los miembros de la CED

Pero los franceses permanecieron inquietos e indecisos

Deseaban que Gran Bretaña se asociase a la CEO-y no que diese simplemente una garantía de ayuda- y les desagradaba la estipulación contenida en el tratado de la CEO que permitía la creación de divisiones alemanas completas,

en lugar de las unidades menores propuestas en el proyecto de Pleven para incor· porarse a divisiones internacionales

Estados Unidos y Gran Bretaña ejercieron presión sobre Francia,

amenazando con un «doloroso reajuste» de la política americana si el tratado de la CED no se ratificaba (lo que se interpretó como una amenaza de cortar la ayuda americana a Francia),

concediendo en 1954 una nueva garan-

tía de cooperación militar y política con la CED (una garantía respaldada por Eisenhower dentro de los límites de sus competencias constitucionales)

En agosto de ese año,

el Parlamento francés finalmente sometió a votación,

debatir la ratificación del tratado

Con esta votación,

la CEO y todos los acuerdos de Bonn y París de 1952 se vinieron abajo

Hubo irritación en Bonn,

donde Adenauer insistió en que Alemania occidéntal debía tener soberanía a pesar de todo,

donde Dulles decidió ostentosamente suprimir París de una gira de visitas a las capitales europeas

En Londres,

de forma más constructiva aunque tardía,

Eden se puso manos a la obra para volver a poner las cosas en su sitio mediante esfuerzos diplomáticos y una garantía más específica de la que Gran Bretaña había estado dispuesta a conceder hasta entonces

A finales de año,

el tratado de Bruselas se había ampliado hasta incluir a los antiguos enemigos alemanes e italianos y se rebautizó con el nombre de Unión Europea Occidental (UEO)

Esta UEO asumió las funciones no militares de la Organización del Tratado de Bruselas y pasó a ser militarmente un ingrediente de la OTAN

Gran Bretaña declaró que mantendría en el continente fuerzas equivalentes a las ya destinadas al comandante en jefe de las fuerzas aliadas del Pacto del Atlántico en Europa (Saceur),

cuatro divisiones y una fuerza aérea táctica

la ocupación de Alemania occidental había finalizado

Adenauer se comprometió a no fabricar armas atómicas,

misiles de largo alcance o teledirigidos,

bombarderos y barcos de guerra,

salvo por recomendación previa de Saceur,

y con el consentimiento de dos tercios del Consejo de la UEO

Alemania occidental debía convertirse en miembro de pleno derecho de la OTAN y así ocurrió formalmente al año siguiente

Otro de los cabos sueltos de Europa quedó sujeto

Francia y la República Federal de Alemania acordaron qué el Sarre,

que Francia había esperado anexionarse desde 1945 de una forma u otra,

habría de constituir un territorio autónomo especial integrado en la UEO,

pero los habitantes del Sarre rechazaron este arreglo mediante un plebiscito celebrado en octubre de 1955,

a consecuencia del cual dicho territorio pasó a formar parte de la RFA a comienzos de 1957

De este modo,

la primera década de la posguerra se cerraba con la existencia de la OTAN para ampliar la protección estadounidense a la Europa occidental,

con Oran Bretaña como el más firme y eficaz de los miembros europeos de la alianza y con un naciente Estado alemán de vuelta en la comunidad europeo-occidental

El punto débil era Francia

Mientras Gran Bretaña se había recuperado con energía de la guerra y Alemania occidental estaba a las puertas de su milagro económico,

Francia estaba volviendo a caer en la inestabilidad política,

característica del período de entr

además de tener una economía inoperante y un exceso de tensiones coloniales

Pero Fran· cia también estaba a las puertas de la refonna y el despegue de su economía,

iba a despojarse de cargas imperiales intolerables y,

a encontrar en la alianza franco-alemana una nueva base para la actividad francesa en Europa y en otras partes

Francia había sido una gran potencia europea terrestre y también una potencia imperial de primer orden,

pero había fracasado en su lucha por la hegemonía marítima contra Gran Bretaña

En el siglo XIX,

el debilitamiento de la posición de Francia en Europa había ido acompañada de la adquisición de un segundo imperio de ultramar para reemplazar a los territorios perdidos en favor de Gran Bretaña en las guerras del siglo XVlll,

pero a principios del siglo XX,

Francia,

reemprendiendo lentamente su carrera demográfica e industrial,

y todavía dividida espiritualmente entre los herederos de la Ilustración y la Revolución y aquellos que no aceptaban ni una ni otra,

se debilitaba y desmoralizaba,

insensible al gobierno central

Los tremendos sacrificios de la Primera Guerra Mundial,

la no menos terrible humillación de la Segunda y su incapacidad,

entre ambas contiendas para enfrentarse a los problemas de la crisis económica o al desafío de los valores básico~ por parte de Hitler,

situaron a Francia a muy baja altura a sus propios ojos,

hasta que las proezas de la Resistencia y el liderazgo de De Gaulle hicieron revivir y personificaron el espíritu francés: la propia identificación de De Gaulle con Francia y su constante recurso a la primera persona del singular eran precisamente lo que se necesitaba tras las lesiones físicas y espirituales de todo un siglo

Cuando acabó la guerra,

los franceses trataron de abrirse camino en un mundo nuevo con algunos de los adornos del viejo,

hasta que se dieron cuenta de que esto no resultaría

Adoptaron una Constitución y unos métodos políticos con